FAO.org

Inicio > En acción > projects > Mesoamérica sin Hambre (México – FAO) > Noticias y Eventos > Detail
Mesoamérica sin Hambre (México – FAO)

Embajada de México y FAO realizan gira por iniciativas productivas en zona del Corredor Seco

10/07/2018

La gira se enmarca en el fortalecimiento de iniciativas productivas de hortalizas, de conejo, aves y la instalación de reservorios, actividades promovidas por la FAO y el gobierno de México, a través del programa Mesoamérica sin Hambre, ejecutado por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y veintiún Gobiernos Locales del oriente del país.

Una comitiva encabezada por el Embajador de México, Orlando Arvizu Lara y el Representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en El Salvador, Alan González, realizaron una visita a los municipios de Mercedes Umaña y Alegría en el departamento de Usulután para conocer las experiencias de productores familiares que implementan prácticas de producción sostenible para la mejora de la Seguridad Alimentaria y Nutricional (SAN).

Los funcionarios visitaron experiencias de producción de huertos caseros, parcelas de producción de hortalizas a campo libre, manejo de suelos, reservorios y sistemas de riego, producción de conejos, entre otras iniciativas que han sido fortalecidas a través de una sinergia y coordinación entre veintiún Gobiernos Locales, incluyendo los municipios de Mercedes Umaña, de Alegría, la FAO y el gobierno de México a través de su Agencia Mexicana de Cooperación internacional para el Desarrollo (AMEXCID).

Estas acciones son implementadas en el marco del programa Mesoamérica sin Hambre, ejecutadas por el MAG y el CENTA en los departamentos de Usulután, Morazán y San Miguel desde el año 2015, con el objetivo de mejorar los marcos normativos institucionales y la Agricultura Familiar para alcanzar la SAN de más de mil familias en el oriente de El Salvador.

“La participación comunitaria, el compromiso de los gobiernos locales y de diferentes actores en la región ha sido fundamental para poder aunar esfuerzos con el objetivo de lograr territorios libres de hambre en el marco de la agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, indicó el Representante de FAO en El Salvador, Alan González.

Los municipios participantes en el Programa se ubican en zonas caracterizadas por presentar alta vulnerabilidad social, ambiental y formar parte del denominado corredor seco centroamericano, una zona que sufre los impactos de fenómenos como sequías, inundaciones y tormentas tropicales.     

En ese contexto, las familias productoras han recibido transferencia de tecnología para modificar su producción agrícola y mejorar su sistema alimentario, fortaleciéndoles en el desarrollo de Escuelas de Campo, la producción escalonada para garantizar alimento en todo tiempo y la reproducción automatizada de aves de doble propósito, entre otras. 

Como resultado, están quedando instaladas capacidades en hombres, mujeres y jóvenes productores, quienes ahora generan sus propios alimentos, mantiene una dieta más balanceada y en algunos casos se encuentran comercializando los excedentes en el mercado local, abonando con esto a la obtención de recursos económicos que complementan su acceso a otro tipo de alimentos y la cobertura de otras necesidades.