FAO.org

Inicio > En acción > projects > Mesoamérica sin Hambre (México – FAO) > Noticias y Eventos > Detail
Mesoamérica sin Hambre (México – FAO)

América Latina y el Caribe cuenta con la primera Ley Modelo de Pesca Artesanal regional en el mundo

19/06/2017

Los miembros del Parlamento Latinoamericano y Caribeño aprobaron por unanimidad una ley modelo que ofrece directrices y recomendaciones para fortalecer este sector en los países de la región

Panamá, 19 de junio de 2017.- La nueva ley del PARLATINO reconoce a la pesca artesanal como un modo de vida y una actividad productiva que contribuye al desarrollo sostenible de la región y a la seguridad alimentaria y nutricional de miles de familias.

De acuerdo a la FAO, en América Latina y el Caribe hay más de 2.3 millones de personas que trabajan directa e indirectamente en el sector, principalmente en la pesca artesanal.

La Ley Modelo de Pesca Artesanal o de Pequeña Escala, formulada por la Comisión de Ganadería, Agricultura y Pesca del PARLATINO con el acompañamiento técnico de FAO y el apoyo del Frente Parlamentario contra el Hambre de América Latina y el Caribe, establece un marco jurídico de referencia para que los países puedan adoptar, fortalecer y complementar sus políticas y legislaciones nacionales vinculadas a este sector.

“Los Objetivos de Desarrollo Sostenible son prioritarios en la agenda del PARLATINO. Esta ley incide en el Objetivo 14, vinculado con los ecosistemas acuáticos y directamente contribuye a la aplicación de un marco legislativo que reconoce y protege los derechos de acceso de la pesca de pequeña escala”, enfatizó Armando Castaingdebat, Presidente de la Comisión de Agricultura, Ganadería y Pesca del PARLATINO.

El sector pesquero de América Latina y el Caribe genera más de 11 millones de toneladas de productos anualmente, provenientes de las capturas en mares y aguas continentales, según la FAO.

“La Ley Modelo de Pesca Artesanal o de Pequeña Escala es un paso firme para fortalecer la sostenibilidad de este sector en los países de la región, e impulsar su potencial para contribuir a la erradicación del hambre y la pobreza”, agregó Alejandro Flores, Oficial de Pesca y Acuicultura de la FAO para América Latina y el Caribe.

La Ley Modelo contiene 10 capítulos que promueven el registro pesquero y la generación de información para la toma de decisiones, los derechos y responsabilidades de las y los trabajadores de la pesca, la aplicación del Plan de Acción Internacional contra la Pesca Ilegal, No Declarada y No reglamentada, la gestión de riesgos y la adaptación del sector al cambio climático, además de que promueve el enfoque de género y la inclusión de los pescadores y pescadoras en sistemas de protección social con inclusión productiva.

"El Frente Parlamentario contra el Hambre difundirá esta ley entre las y los legisladores de toda la región, para que puedan tomarla como referencia en sus países, considerando sus propias legislaciones", agregó Luisa María Calderón, Coordinadora del Frente Parlamentario contra el Hambre de América Latina y el Caribe.

La Ley fue elaborada con el apoyo técnico de FAO a través de los programas impulsados con la cooperación mexicana (Mesoamérica sin Hambre) y con la cooperación española (programa España-FAO para América latina y el Caribe).

La pesca: sector estratégico para la seguridad alimentaria y nutricional

La pesca y la acuicultura sostenibles desempeñan un papel crucial en la seguridad alimentaria y nutricional y los medios de subsistencia de millones de personas, de acuerdo a FAO.

El último informe sobre el estado de la pesca y la acuicultura de la FAO destaca la contribución fundamental del sector al bienestar y la prosperidad del mundo, y revela que en 2016 el sector produjo una cifra récord de 128 millones de toneladas de pescado para consumo humano.

De acuerdo a la FAO, el consumo promedio de productos pesqueros a nivel mundial es de 20.5 kilogramos por persona, por año. Mientras que América Latina apenas alcanza los 9 kilogramos y en Centroamérica, 6 kilogramos por persona por año, exceptuando a Panamá, donde el promedio supera 13 kg.

Además, la pesca y la acuicultura son una fuente de ingresos para 120 millones de personas en todo el mundo.

"La pesca y la acuicultura son la principal fuente de proteínas para el 17 por ciento de la población mundial, y para casi una cuarta parte en el caso de los países de bajos ingresos y con déficit de alimentos", apuntó Alejandro Flores de la FAO.

De esta manera, tanto el PARLATINO como los más de 20 Frentes Parlamentarios contra el Hambre nacionales y subregionales de América Latina y el Caribe se han sumado a los esfuerzos para impulsar la sostenibilidad de este sector y aprovechar su potencial para contribuir a garantizar el derecho humano a la alimentación adecuada, incorporando a su marco de trabajo el establecimiento de mecanismos de diálogo permanente y fortalecimiento de capacidades de los legisladores sobre el sector pesquero y acuícola.

Alto a la pesca ilegal

En el año 2016 entró en vigor el primer tratado internacional en el mundo dirigido específicamente a combatir la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDR) promovido por la FAO.

En conjunto, alrededor de 40 países y la Unión Europea se han comprometido a denegar la entrada o inspeccionar los buques implicados en la pesca INDNR, y a tomar las medidas necesarias. Asimismo se han comprometido a compartir información a nivel regional y mundial respecto a cualquier barco que se descubra está involucrado en la pesca ilegal.

Cada año, la pesca INDNR suma capturas de hasta 26 millones de toneladas, con un valor que llega a 23 000 millones de dólares. A la vez, socava los esfuerzos para garantizar la pesca sostenible y la gestión responsable de las poblaciones de peces en todo el mundo.

Más información: www.parlatino.org

 

Contacto de prensa

Mariana Estrada

Oficina Subregional de FAO para Mesoamérica

Edificio 238, Ciudad del Saber, Ciudad de Panamá

Tel: +507 301 0326  ext. 150

Skype: marianaestradaa