FAO.org

Inicio > Plan de Acción Internacional para la conservación y gestión de las poblaciones de tiburones > Contexto > Los tiburones
Plan de Acción Internacional para la conservación y gestión de las poblaciones de tiburones

Los tiburones

Los tiburones y sus parientes, las rayas y las quimeras, componen los peces cartilaginosos, un grupo de más de 1 100 especies, de las cuales más de 400 son tiburones. La mayor parte de estas especies tiene tasas bajas de crecimiento, madurez tardía y baja fecundidad en comparación con los peces óseos. Estos parámetros de su ciclo vital se traducen en una capacidad limitada para soportar la presión pesquera y un largo tiempo de recuperación en respuesta a la pesca excesiva. La pesca sostenible del tiburón es posible pero exige una gestión muy atenta, con capturas reducidas en relación con las poblaciones permanentes. Durante siglos los pescadores han explotado los tiburones en forma sostenible en las aguas costeras. El incremento de la pesca y la expansión de las áreas explotadas en los últimos decenios es motivo de preocupación por sus consecuencias para las poblaciones de algunas especies de tiburones en diversas zonas de los océanos del mundo. Muchas especies explotadas de tiburones están disminuyendo y varias de ellas han sido protegidas por legislaciones nacionales y tratados internacionales debido a su insuficiente estado de conservación.

Los tiburones se pescan principalmente por su carne, sus aletas, la piel, el cartílago y el hígado. La carne de tiburón es un componente importante de la alimentación en muchos países en desarrollo. La carne de algunas especies también es muy valorada en algunos países desarrollados. Las aletas de tiburón son el producto más valioso del tiburón y se usan para elaborar la tradicional sopa de aleta de tiburón, un manjar en la cultura china. En varios países de Asia y Oceanía, la piel de tiburón se consume hervida y sin los dentículos. Sin embargo, el mayor uso de piel de tiburón es para obtener cuero. El cartílago de Tiburón se utiliza también como alimento, pero el mercado más grande de este producto es la industria farmacéutica. El hígado de tiburón se utiliza sobre todo para extraer aceites y otros hidrocarburos que se han utilizado en una amplia variedad de industrias a lo largo de la historia. Los productos obtenidos de los tiburones son muy comercializados. El valor del comercio mundial de productos de tiburón es aproximadamente de 1 000 millones de USD.

Mapa del comercio mundial de aletas de tiburón: circulación mayor y menor (> 50 toneladas anuales)
 Mapa mundial del comercio de productos de tiburón distintos de la aleta: total de la circulación (> 1000 toneladas anuales)

Las capturas mundiales de tiburones notificadas a la FAO se han triplicado desde 1950 y alcanzaron su nivel más elevado de todos los tiempos en el año 2000, con 888 000 toneladas. Desde entonces, sin embargo, se percibe una tendencia a la baja con un 11% menos de capturas (790 000 toneladas) en 2014. Si bien no es posible dar una explicación sencilla de las tendencias recientes, hay algunos factores generales que, en distintos grados y en diferentes combinaciones, según el tipo de pesca y la región geográfica, pueden haber contribuido a este hecho. En primer lugar, se han introducido medidas de conservación de los tiburones en muchos sistemas nacionales y regionales de ordenación pesquera (véase más adelante). Si se aplican con eficacia, estas medidas deberán conducir a una reducción de la mortalidad de tiburones por la pesca y a evitar la captura incidental no deseada de tiburones con la consecuencia de que disminuyan las capturas. En segundo lugar, en muchos casos la reducción de las capturas de tiburones es involuntaria y obedece a la disminución general de la cifra de tiburones explotados; esto lleva a una reducción del rendimiento a pesar de que la actividad pesquera sigue siendo igual o incluso mayor.