Comisión de recursos genéticos para la alimentacíon y la agricultura





Historia

Download Commission Factsheets

La Comisión de Recursos Genéticos para la Alimentación y la Agricultura se creó en 1983 con la misión de abordar las cuestiones relacionadas con los recursos fitogenéticos. En 1995, la Conferencia de la FAO amplió el mandato de la Comisión para que abarcara todos los componentes de la biodiversidad relevantes para la alimentación y la agricultura.

La Comisión constituye el único foro permanente en el que los gobiernos pueden debatir y negociar cuestiones de relevancia especial para la diversidad biológica para la alimentación y la agricultura. La Comisión aspira a lograr el consenso internacional acerca de políticas para la utilización sostenible y la conservación de los recursos genéticos para la alimentación y la agricultura, y la distribución justa y equitativa de los beneficios derivados de su uso.

Desde su creación, la Comisión ha supervisado las evaluaciones mundiales sobre el estado de los recursos fitogenéticos y zoogenéticos en el mundo para la alimentación y la agricultura y ha negociado instrumentos internacionales principales, como el Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura.

Hitos en la Historia de la Comisión de Recursos Genéticos para la Alimentación y la Agricultura

1983

La Conferencia de la FAO adopta el Compromiso Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos (Resolución 8/83).En el momento de su adopción, el Compromiso Internacional constituye el único instrumento internacional que se ocupa específicamente de los recursos genéticos para la alimentación y la agricultura. Asimismo, el Compromiso establece las bases de la Comisión.
Se crea la Comisión  en virtud de lo dispuesto en el artículo VI.1 de la Constitución de la FAO (Resolución 9/83).Con la creación de la Comisión, comienza el desarrollo Sistema Mundial sobre los Recursos Fitogenéticos.

1989

La Conferencia de la FAO adopta la Interpretación concertada del Compromiso Internacional (Resolución 4/89) y una resolución acerca de los Derechos del agricultor (Resolución 5/89). Al reconocer que los derechos de los fitomejoradores no eran incompatibles con el Compromiso Internacional y al reconocer al mismo tiempo los Derechos del agricultor, las resoluciones tienen por objetivo alcanzar un equilibrio entre los derechos de los mejoradores (innovadores formales) y los agricultores (innovadores informales) y los derechos de los países desarrollados y en desarrollo.
La Comisión solicita que se establezca la Red internacional de colecciones ex situ bajo los auspicios de la FAO, en consonancia con el Compromiso Internacional, debido a la falta de claridad en lo relacionado con la situación jurídica de las colecciones ex situ.

1991

La Conferencia de la FAO reconoce los  derechos soberanos de los países sobre sus propios recursos fitogenéticos (Resolución 3/91).
Reconociendo la importancia de los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura, la Conferencia también conviene en que se elabore un primer informe sobre el Estado de los recursos fitogenéticos en el mundo para la alimentación y la agricultura.

1992

En el Capítulo 14 del Programa 21,relacionado con la promoción de la agricultura sostenible y el desarrollo rural, se solicita que se refuerce el sistema mundial sobre los recursos fitogenéticos de la FAO y se ajuste en función del resultado de las negociaciones del Convenio sobre la Diversidad Biológica.
Al aprobar el texto acordado del Convenio sobre la Diversidad Biológica, los países también adoptan la Resolución 3 del Acta Final de Nairobi, en la que se reconoce que se deben buscar soluciones para las cuestiones principales relacionadas con los recursos fitogenéticos, en particular: a) el acceso a las colecciones ex situ no abarcadas por el Convenio; b) la cuestión de los Derechos del agricultor. Se solicitó que estas cuestiones se debatieran en el marco del foro de la FAO.

1993

La Conferencia de la FAO pide a la Comisión que proporcione un foro para la negociación entre los gobiernos con objeto de: a) revisar el Compromiso Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos en armonía con el Convenio sobre la Diversidad Biológica; b) examinar la cuestión del acceso en condiciones mutuamente convenidas a los recursos fitogenéticos, incluidas las colecciones ex situ no abarcadas por el Convenio; c) la cuestión de la materialización de los Derechos del agricultor (Resolución 7/93).
La Conferencia de la FAO aprueba también el Código internacional de conducta para la recolección y transferencia de germoplasma vegetal, elaborado por la FAO y negociado a través de la Comisión.
La Comisión ratifica las Normas para Bancos de Genes,desarrolladas por una consulta de expertos en 1992, y solicita que se prepare un Plan de acción mundial de carácter progresivo sobre los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura a fin de determinar las necesidades técnicas y financieras para garantizar la conservación y la promoción de la utilización sostenible de los recursos fitogenéticos. 

1994

Las negociaciones para la revisión del Compromiso Internacional comienzan en la primera reunión extraordinaria de la Comisión.
Doce centros del Grupo Consultivo sobre Investigación Agrícola Internacional (GCIAI) y, posteriormente, otras instituciones firman  acuerdos con la FAO y sitúan la mayor parte de sus colecciones (alrededor de 500 000 lotes) bajo los auspicios de la FAO. En virtud de estos acuerdos, los centros acuerdan conservar el germoplasma “en depósito en beneficio de la comunidad internacional”. Los acuerdos sirven de solución temporal hasta que se complete la revisión del Compromiso Internacional.

1995

La Conferencia de la FAO amplía el mandato de la Comisión para que abarque todos los componentes de la biodiversidad de relevancia para la alimentación y la agricultura, y da a la Comisión el nuevo nombre de Comisión de Recursos Genéticos para la Alimentación y la Agricultura (Resolución 3/95). 

1996

La FAO lanza el informe sobre  Estado de los recursos fitogenéticos en el mundo para la alimentación y la agricultura, elaborado mediante un proceso participativo y dirigido por los países, bajo la orientación de la Comisión. La  Conferencia Técnica Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos , celebrada en Leipzig (Alemania) acoge con satisfacción el informe, que constituye la primera evaluación amplia de ámbito mundial de los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura. La Conferencia también adopta el Plan de acción mundial para la conservación y la utilización sostenible de los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura, negociado por la Comisión, y la Declaración de Leipzig.

1997

La Comisión crea, como “grupos de trabajo sectoriales”, el Grupo de Trabajo Técnico Intergubernamental sobre los Recursos Zoogenéticos para la Alimentación y la Agricultura y el Grupo de Trabajo Técnico Intergubernamental sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura para que se ocupen de asuntos específicos de sus ámbitos de especialización.

1999

Tras numerosas reuniones de negociación, la Comisión, en su octava reunión ordinaria, decide continuar las negociaciones de revisión del Compromiso Internacional en el seno de un Grupo de contacto. Entre 1999 y 2001, el Grupo de contacto celebra seis reuniones.
La Comisión también conviene en que la FAO debería coordinar la elaboración de un informe dirigido por los países sobre la Situación de los recursos zoogenéticos mundiales para la alimentación y la agricultura.

2001

Tras siete años de negociaciones en la Comisión, la Conferencia de la FAO adopta el Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura (Resolución 3/2001). Este tratado jurídicamente vinculante abarca todos los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura. En el Tratado se reconocen los Derechos del agricultor y se crea un Sistema multilateral dirigido a facilitar el acceso a los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura y la distribución justa y equitativa de los beneficios derivados de su utilización.

2002

Entre 2002 y 2006, la Comisión actúa como Comité Interino para el Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura. El Comité Interino inicia las negociaciones acerca del Acuerdo normalizado de transferencia de material, la Estrategia de financiación del Tratado, el Reglamento Financiero, el Reglamento y los procedimientos y mecanismos para promover el cumplimiento.

2004

El Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura  entra en vigor el 29 de junio de 2004.
La Comisión solicita a la Secretaría que prepare un análisis de la situación y las necesidades de los diferentes sectores de los recursos genéticos para la alimentación y la agricultura, incluidas las cuestiones intersectoriales, con la finalidad de adoptar un programa de trabajo plurianual en su 11.ª reunión ordinaria.

2006

Se celebra en Madrid (España) la primera reunión del Órgano Rector del Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura.
En cumplimiento del artículo 15 del Tratado Internacional, 11 centros del GCIAI y otras colecciones internacionales sitúan sus colecciones ex situ del banco de genes en el marco del Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura. Los acuerdos concluidos en virtud del artículo 15 reemplazan a los acuerdos anteriores concertados entre los centros y la FAO en 1994.

2007

La FAO lanza  el informe sobre la Situación de los recursos zoogenéticos mundiales para la alimentación y la agricultura  elaborado mediante un proceso participativo y dirigido por los países, bajo la orientación de la Comisión. Se celebra en Interlaken (Suiza).La Conferencia Técnica Internacional sobre los Recursos Zoogenéticos para la Alimentación y la Agricultura, que acoge con satisfacción el informe y adopta el Plan de acción mundial sobre los recursos zoogenéticos, negociado por la Comisión, y la Declaración de Interlaken.
La Comisión aprueba su Plan de Trabajo Plurianual, un plan de trabajo de carácter progresivo de 10 años de duración que abarca la totalidad de la biodiversidad para la alimentación y la agricultura.
La Conferencia de la FAO acoge con satisfacción el Plan de acción mundial y la Declaración de Interlaken y los califica como hitos en las acciones internacionales dirigidas a promover el uso sostenible, el desarrollo y la conservación de los recursos zoogenéticos. Asimismo, la Conferencia ratifica el programa de trabajo plurianual de la Comisión y solicita que la Comisión supervise y evalúe la aplicación del Plan de acción mundial (Resolución 12/2007).

2009

La Conferencia de la FAO adopta la Resolución 18/2009 preparada por la Comisión en su 12.ª reunión ordinaria. En la resolución se hace hincapié en la naturaleza especial de los recursos genéticos para la alimentación y la agricultura en el contexto de las negociaciones sobre el Régimen Internacional para el acceso y la distribución de beneficios del Convenio sobre la Diversidad Biológica.

La Conferencia también acoge con agrado los resultados de la 12ª reunión ordinaria de la Comisión, incluido el Segundo informe sobre el estado de los recursos fitogenéticos mundiales para la alimentación y la agricultura, el Plan estratégico 2010-17 para la aplicación del Programa de trabajo plurianual y la Estrategia de financiación para la aplicación del Plan de acción mundial sobre los recursos zoogenéticos.

De cara a la preparación de El estado de los recursos genéticos forestales en el mundo, la Comisión establece el Grupo de Trabajo Técnico Intergubernamental sobre los Recursos Genéticos Forestales


2011

El Consejo de la FAO aprueba el Segundo Plan de acción mundial para los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura, tal como lo había acordado la Comisión.

La FAO anuncia la primera convocatoria de propuestas de financiación de proyectos por medio de la Estrategia de financiación para la aplicación del Plan de acción mundial para los recursos zoogenéticos de la Comisión. Después de un minucioso proceso de análisis y selección, se concede financiación (2011-12) a 13 de los proyectos propuestos, que prevén la participación de 30 países.

Con respecto a las cuestiones intersectoriales, la Comisión establece un Grupo de trabajo técnico especial sobre acceso y distribución de beneficios en relación con los recursos genéticos para la alimentación y la agricultura, reafirma su papel principal en la elaboración y utilización de metas e indicadores relativos a la biodiversidad para la alimentación y la agricultura y conviene en la necesidad de un programa de trabajo sobre el cambio climático y los recursos genéticos para la alimentación y la agricultura.