Producción y productos avícolas

Riesgos para la salud humana

La producción avícola es uno de los subsectores pecuarios de más rápido crecimiento, lo que plantea una serie de problemas sanitarios, no sólo para las personas que trabajan con las aves de corral, sino también para las que consumen productos derivados de ellas.

De hecho, la mayoría de los humanos a menudo entran en contacto con las aves de corral, ya sea directa o indirectamente. La mayor preocupación que suscita esta proximidad es el riesgo de infección por el virus de la influenza aviar altamente patógena (IAAP). La manipulación y el sacrificio de aves de corral vivas e infectadas constituye el mayor peligro, pero la transmisión también se puede producir por contacto con los excrementos, plumas, órganos y sangre.

El consumo y la manipulación de carne y huevos de aves de corral contaminados pueden causar intoxicación alimentaria en las personas. Las principales causas de las infecciones intestinales humanas de esta fuente son las bacterias, principalmente Salmonella y Campylobacter. Otra amenaza para la salud humana es el uso inadecuado de antimicrobianos en la producción avícola, que lleva al desarrollo de microorganismos resistentes a estas sustancias.

Los sistemas y políticas de control eficaces son fundamentales para garantizar la inocuidad de los productos y reducir los riesgos para la salud humana

¿Sabía que?

  • El uso de antimicrobianos es particularmente elevado en la producción avícola y porcina, en comparación con otros animales destinados a la producción de alimentos.
  • Se estima que la mayor parte del crecimiento futuro previsto del uso de antimicrobianos se producirá en el sector de la producción animal, en particular en la producción porcina y avícola.