FAO Departamento de Pesca - COMITE DE PESCA

FAO Departamento de Pesca

FAO Informe de Pesca No. 562 FIPL/R562(Es) 

Informe del

22o PERIODO DE SESIONES DEL COMITE DE PESCA

Roma, 17-20 de marzo de 1997

ORGANIZACION DE LA NACIONES UNIDAS PARA LA AGRICULTURA Y LA ALIMENTACION
ROME, 1997

Las denominaciones empleadas en esta publicación y la forma en que aparecen presentados los datos que contiene no implican, de parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, juicio alguno sobre la condición jurídica de países, territorios, ciudades o zonas, o de sus autoridades, ni respecto de la delimitación de sus fronteras o límites.

M-40

ISBN 92-5-304028-9

Reservados todos los derechos. No se podrá reproducir ninguna parte de esta publicación, ni almacenarla en un sistema de recuperación de datos o transmitirla en cualquier forma o por cualquier procedimiento (electrónico, mecánico, fotocopia. etc.), sin autorización previa del titular de los derechos de autor. Las peticiones para obtener tal autorización, especificando la extensión de lo que se desea reproducir y el propósito que con ello se persigue, deberán enviarse a la Dirección de Información, Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, Viale delle Terme di Caracalla, 00100 Roma, Italia.

© FAO 1997

PREPARACION DE ESTE INFORME

Se presenta el texto definitivo del informe tal como fue aprobado por el Comité de Pesca en su 22o período de sesiones.

Distribución:


Todos los Miembros y Miembros Asociados de la FAO
Participantes en el período de sesiones
Otros Estados y organismos internacionales interesados
Departamento de Pesca de la FAO
Oficiales de Pesca en las Oficinas Regionales de la FAO

 FAO.
Informe del 22o período de sesiones del Comité de Pesca. Roma, 17-20 de marzo de 1997.
FAO Informe de Pesca
. No. 562. Roma, FAO. 1997. 35p.

RESUMEN

El 22o período de sesiones del Comité de Pesca (COFI) se celebró del 17 al 20 de marzo de 1997. El Comité hizo suya la Declaración y Plan de Acción de Kyoto en el entendimiento de que sus disposiciones no perjudicarían los derechos y obligaciones de los Estados en virtud del derecho internacional. Australia, Argentina, Nueva Zelandia y EE.UU. volvieron a confirmar su interpretación de que las disposiciones de la Declaración y Plan de Acción de Kyoto no afectarían a la competencia ni cambiarían la condición jurídica actual de otras organizaciones internacionales, incluida la Comisión Ballenera Internacional. El Comité instó a que la FAO y los Estados Miembros prestaran atención especial a las cuestiones del exceso de capacidad y esfuerzo de pesca que provocaban la sobrepesca. El Comité reafirmó que compete al mandato de la FAO y de los órganos regionales de pesca la responsabilidad de recoger datos, formular necesidades de investigación y recomendar opciones de ordenación. El Comité destacó la importancia del Código de Conducta para la Pesca Responsable en la ordenación y desarrollo sostenibles de la pesca e instó a la FAO, a otras organizaciones y a los donantes a que facilitaran asistencia para alcanzar los objetivos del Código a nivel nacional, regional y subregional. El Comité convino en que se presentara cada dos años un informe sobre la aplicación del Código, incluyendo información sobre las actividades de la FAO, las directrices propuestas para aplicar el Código y los programas interregionales, así como sobre la aplicación a nivel nacional. Los miembros facilitarían información sobre la aplicación nacional utilizando un cuestionario que prepararía la Secretaría. El Comité subrayó firmemente la necesidad de organizaciones y acuerdos regionales de pesca eficaces en el marco del Código de Conducta, para proceder a una ordenación sostenible y responsable de las poblaciones de peces. Convino en que los órganos regionales de pesca de la FAO fueran examinados y evaluados en profundidad por los miembros caso por caso, teniendo plenamente en cuenta las diferencias regionales y en su composición, al determinar qué medidas podrían adoptarse para facilitar el fortalecimiento de cada órgano, y que se presentara un informe al respecto en su 23 período de sesiones. Se subrayó también la necesidad de una coordinación estrecha entre los órganos regionales de pesca de la FAO y los ajenos a ella y, en su caso, con otras organizaciones, como el Banco Mundial, y proyectos pesqueros en ejecución. Aprobó el informe de la Quinta reunión del Subcomité sobre Comercio Pesquero y aceptó la invitación a que la Sexta reunión de dicho Subcomité tuviera lugar en conjunción con la exposición de alimentos de origen marino "Fisch 98" que se celebraría en Bremen, Alemania. El Comité aprobó los tres amplios objetivos del programa de pesca a plazo medio: mayor contribución a los suministros alimentarios mundiales y a la seguridad alimentaria, ordenación sostenible y responsable, y seguimiento y análisis estratégico mundiales. Reconoció que, al establecer las prioridades para los programas de pesca, debería haber un equilibrio entre las necesidades de los países en desarrollo y desarrollados, así como entre las actividades normativas y operacionales, y que los tres objetivos a plazo medio estaban estrechamente vinculados entre sí. El Comité concedió alta prioridad a la aplicación del Código de Conducta, incluyendo la preparación de directrices técnicas e iniciativas prácticas para la ordenación de la pesca y la acuicultura, así como para el fortalecimiento de la función de los órganos regionales de pesca. Por último, recordó la aportación cada vez mayor de la acuicultura y la pesca artesanal a la producción pesquera, la seguridad alimentaria, el empleo y los ingresos de la población rural, y pidió que se diera prioridad al desarrollo sostenible de la acuicultura y la pesca artesanal en modo compatible con el medio ambiente en las aguas interiores, continentales y costeras.

INDICE

TABLE DES MATIERES

ASUNTOS QUE SE SEÑALAN A LA ATENCION DEL CONSEJO

INTRODUCCION

INAUGURACION DEL PERIODO DE SESIONES

APROBACION DEL PROGRAMA Y ORGANIZACION DEL PERIODO DE SESIONES

Declaración del Subdirector General, Departamento de Pesca

ELECCION DE LA MESA

PRINCIPALES PROBLEMAS DE LA PESCA MUNDIAL

APLICACION DEL CODIGO DE CONDUCTA PARA LA PESCA RESPONSABLE

FORTALECIMIENTO DE LOS ORGANOS REGIONALES DE PESCA DE LA FAO

PRINCIPALES DECISIONES Y RECOMENDACIONES DEL SUBCOMITE SOBRE COMERCIO PESQUERO, QUINTA REUNION, BREMEN, ALEMANIA, 4-7 JUNIO DE 1996

PROGRAMA 2-3 PESCA - EXAMEN DELPROGRAMA DE 1994/96 PLAN A PLAZO MEDIO 1998/2003 Y PROGRAMA DE LABORES Y PRESUPUESTO PARA 1998/99

OTROS ASUNTOS

FECHA Y LUGAR DEL 23o PERIODO DE SESIONES DEL COFI

APROBACION DEL INFORME

Apéndice A:

Programa

Apéndice B:

Lista de delegados y observadores

Apéndice C:

Lista de documentos

Apéndice D:

Declaración del Director General,
Pronunciada por el Sr. M. Hayashi, Subdirector General,
Departamento de Pesca

 

ASUNTOS QUE SE SEÑALAN A LA ATENCION DEL CONSEJO

El Comité:

Principales Problemas de la Pesca Mundial

i) hizo suya la Declaración y Plan de Acción de Kyoto en el entendimiento de que sus disposiciones no perjudicarían los derechos y obligaciones de los Estados en virtud del derecho internacional. Australia, Argentina, Nueva Zelandia y EE.UU. volvieron a confirmar su interpretación de que las disposiciones de la Declaración y Plan de Acción de Kyoto no afectarían a la competencia ni cambiarían la condición jurídica actual de otras organziaciones internacionales, incluida la Comisión Ballenera Internacional. (párr. 10)

ii) instó a que la FAO y los Estados Miembros prestaran atención especial a las cuestiones del exceso de capacidad pesquera y exceso de pesca que provocaban la sobrepesca. (párr. 11)

iii) acogió favorablemente la propuesta de celebrar una consulta técnica de la FAO sobre ordenación de la capacidad pesquera que sería financiada y hospedada por Estados Unidos en 1998. (párr. 12)

iv) acogió favorablemente el ofrecimiento de Australia para organizar con la FAO una consulta técnica sobre indicadores de la sostenibilidad en relación con la pesca. (párr. 13)

v) destacó el valioso potencial de la acuicultura para satisfacer el aumento previsto de la demanda de pescado. (párr. 15)

vi) reafirmó que compete al mandato de la FAO y de los órganos regionales de pesca la responsabilidad de recoger datos, formular necesidades de investigación y recomendar opciones de ordenación. (párr. 18)

vii) convino en que el Código de Conducta para la Pesca Responsable tenía que desempeñar una función central para guiar y promover medidas concretas con que afrontar los problemas de la pesca mundial. (párr. 19)

viii) convino en que el Acuerdo de las Naciones Unidas sobre la conservación y ordenación de las poblaciones de peces transzonales y las poblaciones de peces altamanete migratorios y el Acuerdo para promover el cumplimiento contenían elementos fundamentales pertinentes a la sostenibilidad de la pesca, y recomendó que los países ratificaran los acuerdos lo antes posible. (párr. 19)

ix) pidió a la FAO que informara a los gobiernos con la debida antelación cuándo se iban a reunir los grupos técnicos y de política a fin de que pudieran nombrar sus expertos. (párr. 21)

Aplicacion de Conducta para la Pesca Responsable

i) destacó la importancia del Código para la ordenación y desarrollo sostenible de la pesca. (párr. 23)

ii) apreció el ofrecimiento de Noruega para financiar dos subprogramas del programa internacional, encaminados, respectivamente, a mejorar la capacidad nacional de los países en desarrollo en el seguimiento, control y vigilancia, y a facilitar asesoramiento científico en la ordenación pesquera. (párr. 23)

iii) instó a la FAO, a otras organizaciones y a los donantes a que facilitaran asistencia para alcanzar los objetivos del Código a nivel nacional, regional y subregional. (párr. 25)

iv) recordó que cada Estado es responsable de la aplicación del Código. (párr. 27)

v) convino en que se presentara cada dos años un informe sobre la aplicación del Código, incluyendo información sobre las actividades de la FAO, las directrices propuestas para aplicar el Código y los programas interregionales, así como sobre la aplicación a nivel nacional. Los miembros facilitarían información sobre la aplicación nacional utilizando un cuestionario que prepararía la Secretaría. (párr. 29)

Fortalecimiento de los Organos Regionales de Pesca de la FAO

i) subrayó la necesidad de organizaciones y acuerdos regionales de pesca eficaces en el marco del Código de Conducta, para proceder a una ordenación sostenible y responsable de las poblaciones de peces. (párr. 30)

ii) aceptó las recomendaciones contenidas en el documento COFI/97/4 como medio de intensificar la ordenación pesquera. (párr. 30)

iii) convino en que los órganos regionales de pesca fueran examinados y evaluados en profundidad por los miembros caso por caso, teniendo plenamente en cuenta las diferencias regionales y en su composición, al determinar qué medidas podrían adoptarse para facilitar el fortalecimiento de cada órgano. (párr. 31)

iv) pidió a la FAO que presentara un informe sobre los resultados de dicho examen a su 23 período de sesiones. (párr. 31)

v) subrayó que debería existir una coordinación estrecha entre los órganos regionales de pesca de la FAO y los ajenos a ella y, en su caso, con otras organizaciones, como el Banco Mundial, y proyectos pesqueros en ejecución. (párr. 32)

vi) convino en que la FAO debería facilitar principalmente la ordenación pesquera subregional y regional, mediante la creación de capacidad en los órganos regionales de pesca para analizar datos pesqueros y proporcionar asesoramiento técnico sobre la ordenación.

(párr. 33)

vii) reconoció que estos órganos necesitaban una financiación adecuada para desempeñar responsablemente sus respectivos mandatos. Esta financiación podría implicar un mayor compromiso de los miembros y asistencia de los donantes. (párr. 34)

Principales decisiones y recomendaciones del Subcomite Sobre Comercio Pesquero, Quinta Reunion, Bremen, Alemania, 4-7 de junio de 1996

i) aprobó el informe de la Quinta reunión del Subcomité sobre Comercio Pesquero y aceptó la invitación a que se celebrara la Sexta reunión de dicho Subcomité en conjunción con la exposición de alimentos de origen marino" Fisch 98" que se celebraría en Bremen, Alemania. (párr. 39)

Programa 2.3 Pesca - Examen del Programa de 1994/96, Plan a Plazo Medio 1998/2003 y programa de Labores y Presupuesto para 1998/99

i) comentó favorablemente la ejecución del programa de pesca de la FAO en el período 1994-96, especialmente en el sector de la compilación, análisis y difusión de estadísticas e información sobre la pesca. Las delegaciones tomaron también nota de la labor realizada con el fin de elaborar y empezar a aplicar el Código de Conducta para la Pesca Responsable, el Acuerdo para promover el cumplimiento y otros instrumentos afines de las Naciones Unidas y la Declaración y Plan de Acción de Kyoto, así como de la importancia de la pesca en el Plan de Acción de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación. (párr. 41)

ii) apreció la elaboración del Programa de la FAO para la asistencia en materia de pesca a los pequeños estados insulares en desarrollo, aprobado firmemente por la Alianza de pequeños estados insulares en desarrollo, e instó a la FAO a proceder sin demora a su ejecución.

(párr. 42)

iii) reafirmó que la FAO tiene un claro mandato en el sector pesquero y es la Organización especializada líder dentro del sistema de las Naciones Unidas que posee una amplia gama de conocimientos técnicos sobre pesca. (párr. 43)

iv) aprobó los tres amplios objetivos del programa de pesca a plazo medio: mayor contribución a los suministros alimentarios mundiales y a la seguridad alimentaria, ordenación sostenible y responsable, y seguimiento y análisis estratégico mundiales. (párr. 44)

v) reconoció la necesidad acuciante de establecer prioridades en los objetivos y actividades para el próximo Programa de Labores y Presupuesto. (párr. 45)

vi) reconoció que, al establecer las prioridades para los programas de pesca, debería haber un equilibrio entre las necesidades de los países en desarrollo y desarrollados, así como entre las actividades normativas y operacionales, y que los tres objetivos a plazo medio estaban estrechamente vinculados entre sí. (párr. 46)

vii) concedió alta prioridad a la aplicación del Código de Conducta, incluyendo la preparaciónd de directrices técnicas e iniciativas prácticas para la ordenación de la pesca y la acuicultura, así como para el fortalecimiento de la función de los órganos regionales de pesca. (párr. 48)

viii) recordó la aportación cada vez mayor de la acuicultura y la pesca artesanal a la producción pesquera, la seguridad alimentaria, el empleo y los ingresos, y pidió que se diera prioridad al desarrollo sostenible de la acuicultura y la pesca artesanal en modo compatible con el medio ambiente en las aguas interiores, continentales y costeras. (párr. 50)

ix) reconoció la función directiva de la FAO en la aplicación de la CNUMAD en el sector pesquero, así como la importante interacción de la pesca, la acuicultura y el medio ambiente, sobre todo en lo que respecta a la función de la FAO en la ejecución conjunta del Plan de acción mundial para la protección del medio marino contra actividades realizadas en tierra. (párr. 52)

INTRODUCCION

1. El Comité de Pesca de la FAO (COFI) celebró su 22 período de sesiones en la Sede de la FAO, Roma, Italia, del 17 al 20 de marzo de 1997.

2. Asistieron al período de sesiones delegados de 92 Miembros del Comité, observadores de otros 13 Estados Miembros y la Santa Sede, dos observadores de Estados no miembros de la FAO, un representante de las Naciones Unidas y representantes de tres organismos especializados de las Naciones Unidas y observadores de 8 organizaciones intergubernamentales y organizaciones internacionales no gubernamentales. La lista completa de participantes figura como Apéndice B.

INAUGURACION DEL PERIODO DE SESIONES

3. El Sr. Mohamed Tangi, Presidente saliente, inauguró el período de sesiones y dio la bienvenida a los delegados. Felicitó al recién nombrado Subdirector General (Departamento de Pesca), Sr. M. Hayashi, y expresó la esperanza de que, bajo su dirección, el Departamento de Pesca cobraría un nuevo impulso para ayudar a los Estados Miembros en sus esfuerzos encaminados a la conservación y ordenación de los recursos pesqueros.

APROBACION DEL PROGRAMA Y ORGANIZACION DEL PERIODO DE SESIONES

4. En nombre de la Comunidad Europea, la delegación de los Países Bajos pidió que se asignara tiempo suficiente para el debate del Tema 8 del programa (Programa 2.3 Pesca) teniendo en cuenta su importancia para la Comunidad. La delegación de Alemania pidió que se le permitiera hacer un anuncio con respecto al Tema 7 del programa (Principales decisiones y recomendaciones del Subcomité sobre Comercio Pesquero), de ser posible, durante la sesión de la tarde del lunes, 17 de marzo de 1997. El observador de la Asociación Internacional de Productores de Harina y Aceite de Pescado (IFOMA) pidió que el Código de Conducta para la Pesca Responsable y la cuestión del "Marine Stewardship Council" se trataran en los dos primeros días (17-18 de marzo de 1997). Se aprobó el programa, teniendo en cuenta estas declaraciones, tal como figuraba en el documento COFI/97/1 (Apéndice A). La lista de los documentos presentados al Comité figura como Apéndice C.

Declaración del Subdirector General, Departamento de Pesca

5. El Subdirector General del Departamento de Pesca, en su declaración inaugural dio la bienvenida a los participantes y destacó las principales novedades registradas en el sector pesquero desde la celebración del 21 período de sesiones del Comité. Expresó la esperanza de que, en el 22 período de sesiones, se examinaran plenamente los problemas y el Programa de Labores y se formularan recomendaciones teniendo en cuenta las prioridades para el bienio 1998/99 y el Plan a Plazo Medio (1998-2003) del Departamento de Pesca.

ELECCION DE LA MESA

6. Se eligió por unanimidad como Presidente del Comité al Sr. William Martin (EE.UU.). Se eligió como Primer Vicepresidente al Sr. M.K.S. Akyeampong (Ghana) y, como otros Vicepresidentes, al Sr. Lauri Vaarja (Estonia), al Sr. Osvaldo Pérez (Colombia), a la Sra. Mary Harwood (Australia) y al Sr. Meigolinejad (República Islámica del Irán).

7. El Comité nombró también al Sr. Jean Francois Pulvanis (Venezuela) como Presidente del Comité de Redacción.

8. Al expresar su agradecimiento por la elección, el Presidente destacó la necesidad de que en el período de sesiones en curso se recomendaran medidas para afrontar los principales temas pesqueros.

PRINCIPALES PROBLEMAS DE LA PESCA MUNDIAL

9. Se presentó este tema del programa basándose en el documento COFI/97/2 y los documentos afines preparados a título de información. La Secretaría señaló la creciente demanda mundial de pescado y la necesidad de hacer hincapié en la ordenación de las poblaciones a fin de garantizar su sostenibilidad.

10. Japón presentó la Declaración y Plan de Acción de Kyoto al Comité para su examen y aprobación de conformidad con lo solicitado en la Conferencia de Kyoto, explicando que había sido aprobado por consenso con una declaración de cuatro países que aclaraba su interpretación. El Comité aprobó la Declaración y Plan de Acción de Kyoto en el entendimiento de que sus disposiciones no redundarían en perjuicio de los derechos y obligaciones de los Estados en virtud del derecho internacional. Australia, Argentina, Nueva Zelandia y los Estados Unidos volvieron a confirmar su interpretación de que las disposiciones de la Declaración y Plan de Acción de Kyoto no afectarían a la competencia ni cambiarían la condición jurídica actual de otras organizaciones internacionales, incluida la Comisión Ballenera Internacional. Como seguimiento, Japón había organizado con la FAO una Consulta de Expertos sobre Descartes y Desperdicios de Pescado que se había celebrado en Tokyo en octubre de 1996 y había establecido con la FAO un proyecto trienal de fondos fiduciarios para afrontar cuestiones específicas planteadas en la Conferencia de Kyoto.

11. El COFI instó a que la FAO y los Estados Miembros prestaran atención especial a las cuestiones del exceso de capacidad pesquera y esfuerzo de pesca que provocaban la sobrepesca. Muchas delegaciones destacaron también que la utilización frecuente de subvenciones directas e indirectas en la pesca agravaba en muchos casos el exceso de capacidad. Otras delegaciones señalaron que no se podían vincular sistemáticamente los efectos de las subvenciones con el exceso de capacidad pesquera.

12. El Comité acogió favorablemente la propuesta de celebrar una Consulta Técnica de la FAO sobre Ordenación de la Capacidad Pesquera, que sería financiada y hospedada por Estados Unidos en 1998. La finalidad principal sería elaborar directrices para el control y ordenación de la capacidad de pesca, así como para afrontar la cuestión de los factores relacionados con ella. Las directrices serían publicadas por la FAO. La Consulta estaría complementada con una reunión de responsables de las políticas con el fin de informar sobre lo que se había hecho para determinar qué medidas y cuando eran apropiadas teniendo en cuenta las circunstancias.

13. Se subrayó la importancia de fortalecer la ordenación y el desarrollo sostenible de la pesca, y el Comité acogió favorablemente el ofrecimiento de Australia para organizar con la FAO una Consulta Técnica sobre indicadores de la sostenibilidad en relación con la pesca.

14. Varias delegaciones informaron sobre un programa para reducir los descartes y capturas incidentales mediante modificaciones de los artes de pesca y medidas de ordenación. Se informó al Comité de que la FAO estaba preparando otras directrices acerca de este tema. Canadá indicó que, tras la Conferencia de Kyoto y la Consulta de Expertos de Tokyo sobre este tema, tenía intención de organizar con la FAO una consulta de expertos sobre tecnologías y prácticas de captura sostenibles en relación con la reducción de los descartes y capturas incidentales. Algunas delegaciones informaron sobre los buenos resultados obtenidos en campañas encaminadas a reducir las capturas incidentales, así como el éxito de intentos para encontrar una forma de utilizar de especies que anteriormente se descartaban.

15. Al destacar la importancia la pesca y la acuicultura para generar ingresos y empleo, así como su contribución a la seguridad alimentaria, el Comité destacó el valioso potencial de la acuicultura para satisfacer el aumento previsto de la demanda de pescado. Sin embargo, muchos países indicaron que, al promover el desarrollo de la acuicultura, se enfrentaban con problemas de contaminación y degradación del medio ambiente acuático y costero. Pidieron a la FAO que dedicada atención a estos problemas que podrían poner en peligro las oportunidades existentes.

16. Algunas delegaciones expresaron preocupación por las capturas incidentales de aves marinas y propusieron que la FAO, en colaboración con Japón y Estados Unidos, organizara, utilizando fondos extrapresupuestarios, una consulta de expertos, con expertos regionales de dentro y fuera de los gobiernos, para elaborar y proponer directrices que permitieran preparar un plan de acción que se sometería al Comité en su siguiente período de sesiones, con el fin de reducir estas capturas incidentales. Japón y Estados Unidos indicaron su disponibilidad a colaborar con la FAO en la organización de dicha reunión.

17. Muchas delegaciones opinaron que valía la pena seguir examinando las cuestiones de la conservación y ordenación eficaz de las poblaciones de tiburones. Se propuso que la FAO, en colaboración con Japón y Estados Unidos, organizara, utilizando fondos extrapresupuestarios, una consulta de expertos para elaborar y proponer directrices que permitieran preparar un plan de acción que se sometería al Comité en su siguiente período de sesiones. Paralelamente el Comité recurriría a los órganos regionales de ordenación pesquera existentes y, en su caso, a otras organizaciones o acuerdos competentes, para estudiar mecanismos relacionados con todos los aspectos de la conservación y ordenación de los tiburones.

18. El Comité, tras haber sido informado acerca de la creación de un grupo de trabajo sobre cuestiones marinas en el marco de la Convención sobre el comercio internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestres (CITES), reafirmó que compete al mandato de la FAO y de los órganos regionales de pesca la responsabilidad de recoger datos, formular necesidades de investigación y recomendar opciones de ordenación.

19. El Comité convino en que el Código de Conducta para la Pesca Responsable tenía que desempeñar una función central para guiar y promover medidas concretas con que afrontar los problemas de la pesca mundial. El Comité convino también en que el Acuerdo de las Naciones Unidas sobre la conservación y odenación de las poblaciones de peces transzonales y las poblaciones de peces altamente migratorios y el Acuerdo para promover el cumplimiento contenían elementos fundamentales pertinentes a la sostenibilidad de la pesca, y recomendó que los países ratificaran los acuerdos lo antes posible.

20. Se destacó la importancia del seguimiento, control y vigilancia como componente integrante de la ordenación pesquera. La cooperación internacional y regional ofrecía ventajas a este respecto, no sólo para reducir los costos. Varias delegaciones apoyaron que se organizara una consulta de expertos sobre el tema, en la que podrían elaborarse directrices para el Código de Conducta y examinarse asuntos técnicos.

21. El Comité pidió a la FAO que informara a los gobiernos con la debida antelación cuándo se iban a reunir los grupos técnicos y de política a fin de que pudieran nombrar sus expertos.

22. Varias delegaciones subrayaron la importancia de la ordenación de ecosistemas. Destacaron también la importancia de los estudios sobre los aspectos socioeconómicos de la pesca.

APLICACION DEL CODIGO DE CONDUCTA PARA LA PESCA RESPONSABLE

23. El Comité destacó la importancia del Código para la ordenación y desarrollo sostenible de la pesca. Manifestó su aprecio de la función desempeñada por la Secretaría para apoyar la aplicación del Código. El Comité apreció el ofrecimiento de Noruega para financiar dos subprogramas del Programa Internacional de Asistencia a los países en desarrollo para la aplicación del Código, encaminados, respectivamente, a mejorar la capacidad nacional de los países en desarrollo en el seguimiento, control y vigilancia, y facilitar asesoramiento científico en la ordenación pesquera.

24. Muchas delegaciones informaron sobre las actividades realizadas para aplicar el Código. Varias delegaciones destacaron la importancia de comunicar datos sobre barcos de pesca y estadísticas de capturas tanto dentro de las ZEE como en alta mar. Se señaló que se podrían presentar a la FAO datos sobre la pesca en alta mar, independientemente de si se hubieran ratificado o no el Acuerdo de las Naciones Unidas sobre la conservación y utilización de las poblaciones de peces transzonales y las poblaciones de peces altamente migratorios y el Acuerdo para promover el cumplimiento.

25. El Comité instó a la FAO, a otras organizaciones y a los donantes a que facilitaran asistencia para alcanzar los objetivos del Código a nivel nacional, regional y subregional.

26. Varias organizaciones internacionales gubernamentales y no gubernamentales hicieron una relación de sus iniciativas y compromisos para apoyar la aplicación del Código, en particular en los sectores de la investigación, y su difusión a la industria y las comunidades de pescadores.

27. El Comité recordó que cada estado es responsable de la aplicación del Código. Se subrayó que la industria y las comunidades de pescadores deben conocer el Código y su importancia y, en algunos casos, había que fomentar la difusión del mismo a nivel de base.

28. Respondiendo a preguntas relacionadas con el rango jurídico de las directrices, la Secretaría explicó que las directrices técnicas no tenían carácter jurídico oficial, y que su objeto era proporcionar asesoramiento general en apoyo de la aplicación del Código.

29. El Comité convino en que se presentara cada dos años un informe sobre la aplicación del Código, incluyendo información sobre las actividades de la FAO, las directrices propuestas para aplicar el Código y los programas interregionales, así como sobre la aplicaicón a nivel nacional. Los Miembros facilitarían la información sobre la aplicación nacional utilizando un cuestionario que prepararía la Secretaría.

FORTALECIMIENTO DE LOS ORGANOS REGIONALES DE PESCA DE LA FAO

30. El Comité subrayó la necesidad de organizaciones y acuerdos regionales de pesca eficaces en el marco del Código de Conducta, para proceder a una ordenación sostenible y responsable de las poblaciones de peces. A este respecto, el Comite aceptó las recomendaciones contenidas en el documento COFI/97/4 como medio de intensificar la ordenación pesquera.

31. El Comité convino firmemente en que los órganos fueran examinados y evaluados en profundidad por los miembros caso por caso, teniendo plenamente en cuenta las diferencias regionales y en su composición, al determinar qué medidas podrían adoptarse para facilitar el fortalecimiento de cada órgano. Varias delegaciones indicaron que una posibilidad sería la de transformar los organismos en virtud del Artículo VI de la Constitución de la FAO en organismos en virtud del Artículo XIV. El Comité pidió también a la FAO que presentara un informe sobre los resultados a su 23 período de sesiones.

32. Se expresó preocupación por la necesidad de evitar una duplicación de esfuerzos en los casos en que distintos órganos regionales de pesca tuvieran el mandato de actuar en la misma zona geográfica. El Comité subrayó que debería existir una coordinación estrecha entre los órganos regionales de pesca de la FAO y los ajenos a ella y, en su caso, con otras organizaciones, como el Banco Mundial, y proyectos pesqueros en ejecución. El tipo y ámbito de la colaboración entre los órganos regionales de pesca de la FAO y los ajenos a ella podrían abarcar una amplia gama de aspectos técnicos.

33. El Comité convino en que la FAO debería facilitar principalmente la ordenación pesquera subregional y regional, mediante la creación de capacidad en los órganos regionales de pesca para analizar datos pesqueros y proporcionar asesoramiento técnico sobre la ordenación.

34. El Comité reconoció que estos órganos necesitaban una financiación adecuada para desempeñar responsablemente sus respectivos mandatos. Esta financiación podría implicar un mayor compromiso de los miembros y asistencia de los donantes.

35. Se tomó nota de que los órganos de ordenación de la pesca continental estaban desempeñando una función mayor y más importante en la ordenación de la pesca en los sistemas fluviales y lacustres internacionales. Por ello, a petición de las partes, los órganos regionales de pesca continental podrían prestar asistencia en la preparación de acuerdos bilaterales, trilaterales y subregionales, del tipo de los propuestos en el documento COFI/97/4 para tales sistemas fluviales o lacustres.

PRINCIPALES DECISIONES Y RECOMENDACIONES DEL SUBCOMITE SOBRE COMERCIO PESQUERO, QUINTA REUNION, BREMEN, ALEMANIA,
4-7 DE JUNIO DE 1996

36. Se examinó este tema basándose en el documento COFI/97/5. El Comité tuvo también a su disposición los documentos COFI/97/Inf.9 y COFI/97/Inf.12.

37. Se expresó una preocupación generalizada con respecto al establecimiento del "Marine Stewardship Council" (MSC). Muchas delegaciones pusieron en duda la transparencia del proceso, la responsabilidad y competencia para la elaboración de principios y criterios relativos a la pesca sostenible, las fuentes y la utilización de pruebas científicas en el proceso. Varias delegaciones se refirieron también a la posible discriminación contra productos existentes en el mercado, y consideraron que el MSC podría constituir una amenaza para los países en desarrollo y una posible barrera comercial que diera ventajas de mercado a los estados que tuvieran un sector pesquero mejor ordenado. Una delegación afirmó que no era apropiado que el Comité expresara una opinión sobre iniciativas privadas de este tipo. Algunas delegaciones señalaron que la OMC en el foro adecuado para examinar cuestiones relacionadas con el comercio y el medio ambiente. Otros miembros opinaron que la FAO era también un foro adecuado para tratar estas cuestiones.

38. Se debatió ampliamente pero no se aprobó una propuesta de Noruega que sugería que el COFI pidiera a la FAO que preparara un examen informal de temas relacionados con el ecoetiquetado de productos pesqueros.

39. El Comité aprobó el informe de la quinta reunión de su Subcomité sobre Comercio Pesquero y aceptó la invitación a que se celebrara la sexta reunión de dicho Subcomité en conjunción con la exposición de alimentos de origen marino "Fisch '98" que se celebraría en Bremen, Alemania.

PROGRAMA 2.3 PESCA - EXAMEN DEL PROGRAMA DE 1994/96, PLAN A PLAZO MEDIO 1998/2003 Y PROGRAMA DE LABORES Y PRESUPUESTO PARA 1998/99

40. La Secretaría presentó el tema con un examen de la ejecución del programa durante el bienio precedente, juntamente con un resumen de las perspectivas a plazo medio y las prioridades para el bienio siguiente, tal como se exponían en los documentos COFI/97/6 y COFI/97/6-SUP.1.

41. El Comité comentó favorablemente la ejecución del programa de pesca de la FAO en el período 1994-1996 especialmente en el sector de la compilación, análisis y difusión de estadísticas e información sobre la pesca. Las delegaciones tomaron también nota de la labor realizada con el fin de elaborar y empezar a aplicar el Código de Conducta para la Pesca Responsable, el Acuerdo para promover el cumplimiento y otros instrumentos afines de las Naciones Unidas, y la Declaración y el Plan de Acción de Kyoto, así como de la importancia de la pesca en el Plan de Acción de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación.

42. En el marco de la asistencia a los países en desarrollo, cuya importancia se subrayó, el Comité apreció la elaboración del programa de la FAO para la asistencia en materia de pesca a los pequeños estados insulares en desarrollo, aprobado firmemente por la Alianza de pequeños estados insulares en desarrollo, e instó a la FAO a proceder sin demora a su ejecución.

43. El Comité reafirmó que la FAO tiene un claro mandato en el sector pesquero y es la Organización especializada líder dentro del sistema de las Naciones Unidas que posee una amplia gama de conocimientos técnicos sobre la pesca. Tomó nota de que el mandato de la FAO incluye actividades normativas y operacionales, y la FAO tiene que desempeñar una función decisiva para promover la aplicación continua de iniciativas internacionales como la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD) y las indicadas en el párrafo 41.

44. Reconociendo que era cada vez mayor el número de cuestiones importantes de la pesca y acuicultura mundiales, el Comité aprobó los tres amplios objetivos del programa de pesca a plazo medio: mayor contribución a los suministros alimentarios mundiales y a la seguridad alimentaria, ordenación sostenible y responsable, y seguimiento y análisis estratégico mundiales.

45. Tomando nota de las limitaciones presupuestarias de la FAO y de los esfuerzos que estaba realizando la Organización para conseguir ahorros mediante una mayor eficiencia, el Comité reconoció la necesidad acuciante de establecer prioridades en los objetivos y actividades para el próximo Programa de Labores y Presupuesto. Al hacerlo, la mayoría de las delegaciones instaron a la FAO a que asignara recursos suficientes al Departamento de Pesca a fin de poder mantener la capacidad de la Organización para ejecutar sus programas en el sector pesquero.

46. El Comité reconoció que, al establecer las prioridades para los programas de pesca, debería haber un equilibrio entre las necesidades de los países en desarrollo y desarrollados, así como entre las actividades normativas y operacionales, y que los tres objetivos a plazo medio estaban estrechamente vinculados entre sí. A este respecto, el establecimiento de prioridades debería centrarse en tareas en que la FAO puede basarse en una competencia especial en el sector pesquero, evitar la duplicación de actividades con las organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales y el sector privado. Tomó nota asimismo de que los indicadores de rendimientos para evaluar los progresos en relación con los objetivos, que estaba desarrollando la Organización, facilitarían el examen y establecimiento de prioridades de los programas en el futuro.

47. Muchas delegaciones propusieron sectores de mayor o menor prioridad. Se reconoció que la compilación, el análisis y la difusión de información sobre la pesca y la acuicultura mundiales constituían una actividad central que proporciona el fundamento para evaluar las prácticas de conservación y ordenación, así como para el seguimiento de los efectos de la aplicación de los distintos instrumentos internacionales tanto en los recursos pesqueros como en los pescadores y trabajadores del sector que dependen de ellos.

48. El Comité concedió alta prioridad a la aplicación del Código de Conducta, incluyendo la preparación de directrices técnicas e iniciativas prácticas en la ordenación de la pesca y la acuicultura, así como para el fortalecimiento de la función de los órganos regionales de pesca.

49. Se dió también prioridad a la labor relacionada con la investigación científica y la compilación de datos, a la identificación y reducción del exceso de capacidad, a la disminución de los descartes y desperdicios y a la mayor utilización del enfoque precautorio, así como al fortalecimiento del seguimiento, control y vigilancia.

50. El Comité recordó la aportación cada vez mayor de la acuicultura y la pesca artesanal a la producción pesquera, la seguridad alimentaria, el empleo y los ingresos, y pidió que se diera prioridad al desarrollo sostenible de la acuicultura y la pesca artesanal en modo compatible con el medio ambiente, en las aguas interiores continentales y costeras.

51. Varias delegaciones atribuyeron prioridad al estudio del impacto de las subvenciones en el desarrollo sostenible y la ordenación de la pesca, y a la evaluación y seguimiento de la demanda y oferta actuales y futuras de pescado. Otras delegaciones subrayaron la necesidad de estudiar la ordenación de muchas especies y la importancia socioeconómica de la pesca

52. El Comité reconoció la función directiva de la FAO en la aplicación de la CNUMAD en el sector pesquero, así como la importante interacción entre la pesca, la acuicultura y el medioambiente, sobre todo en lo que respecta a la función de la FAO en la ejecución conjunta del Plan de Acción Mundial para la protección del medio marino contra actividades realizadas en tierra. Muchas delegaciones indicaron que se diera una prioridad algo inferior a las actividades relacionadas con la información sobre el comercio y los mercados, así como a algunas actividades relacionadas con el medioambiente, en los casos en que otras organizaciones internacionales pudieran realizarlas de forma más apropiada.

53. Varias delegaciones instaron a la FAO a que buscara apoyo extrapresupuestario para las actividades operacionales, tales como la mejora de la capacidad de investigación y la capacitación, así como para mitigar la reducción del programa de campo, que era particularmente importante para el desarrollo de la pesca en pequeña escala y la acuicultura compatible con el medio ambiente y para fomentar la contribución de éstas a una mayor seguridad alimentaria.

54. Teniendo en cuenta la importancia creciente de la acuicultura como medio de crear empleo y contribuir a la seguridad alimentaria, la delegación de China propuso que se estableciera bajo los auspicios del Comité un subcomité de acuicultura. Debido a las limitaciones presupuestarias y a otros factores, algunas delegaciones plantearon la cuestión de si sería necesario establecer dicho subcomité o si el Comité no podría realizar la labor. Varias delegaciones apoyaron la propuesta de China. La delegación de China expresó el deseo de su gobierno de ayudar a la FAO a organizar una consulta de expertos a fin de elaborar un programa concreto para someterlo al examen del Comité en su 23 período de sesiones. Se reconoció que se necesitarían fondos extrapresupuestarios para dicha consulta.

OTROS ASUNTOS

55. Se expresó preocupación por la escasa representación de delegados de países en desarrollo en el Comité. La Secretaría reconoció el problema, pero indicó que no había fondos para poder pagar su asistencia a los períodos de sesiones. Por ello, la Secretaría sugirió que los organismos donantes estudiaran la posibilidad de prestar asistencia para apoyar la participación de delegaciones de países en desarrollo en futuros períodos de sesiones.

FECHA Y LUGAR DEL 23 PERIODO DE SESIONES DEL COFI

56. Se acordó que el Comité celebrara su siguiente período de sesiones en Roma a comienzos de 1999. El Director General, en consulta con el Presidente, determinaría la fecha exacta.

APROBACION DEL INFORME

57. Se aprobó el informe el 20 de marzo de 1997.

APENDICE A

Programa

1. Inauguración del período de sesiones

2. Aprobación del programa y el calendario

3. Elección del Presidente, los Vicepresidentes y el Relator

4. Principales problemas de la pesca mundial

5. Aplicación del Código de Conducta para la Pesca Responsable

6. Fortalecimiento de los órganos regionales de pesca de la FAO

7. Principales decisiones y recomendaciones del Subcomité sobre Comercio Pesquero, quinta reunión, Bremen, Alemania, 4-7 de junio de 1996

8. Programa 2.3, Pesca: Examen del Programa de 1994/96, Plan a Plazo Medio para 1998-2003 y Programa de Labores y Presupuesto para 1998/99.

9. Fecha y lugar del 23 período de sesiones del COFI

10. Otros asuntos

11. Aprobación del Informe

APENDICE C

Lista de documentos

COFI/97/1 Programa y calendario provisionales
2 Principales problemas de la pesca mundial
3 Informe sobre la aplicación del Código de Conducta para la Pesca Responsable
4 Fortalecimiento de los órganos regionales de pesca de la FAO
5 Principales decisiones y recomendaciones del Subcomité sobre Comercio Pesquero, quinta reunión, Bremen (Alemania), 4-7 de junio de 1996
6
6 Sup.1
Programa 2.3 Pesca: Examen del Programa de 1994/96, Plan a plazo medio para 1998-2003 y Programa de Labores y Presupuesto para 1998-99
COFI/97/Inf.1 Lista provisional de documentos
Inf.2 Lista provisonal de delegados
Inf.3 Declaración del Director General
Inf.4 El estado de la pesca y la acuicultura en el mundo
Inf.5 Informe del 21º período de sesiones del Comité de Pesca (Roma, 10-13 de marzo de 1995)
Inf.6 Función esencial de la vigilancia, el control y la supervisión de la pesca en la conservación y ordenación de los recursos pesqueros
Inf.7 Las capturas incidentales y los descartes en la pesca
Inf.8 Informe sobre las enmiendas en los estatutos y acuerdos por los que se establecen organismos de pesca de la FAO
Inf.9 Informe de la quinta reunión del Subcomité sobre Comercio Pesquero, Bremen (Alemania), 4-7 de junio de 1996
Inf.10 Informe sobre la aplicación de las recomendaciones de la Conferencia Internacional sobre la Contribución Sostenible de la Pesca a la Seguridad Alimentaria
Inf.11 Informe sobre la aplicación del Programa de Asistencia de la FAO a la pesca en los pequeños países insulares en desarrollo
Inf.12 Iniciativas de organizaciones no gubernamentales en relación con el uso sostenible de los recursos y la protección del medio ambiente en la pesca
Inf.13 Finalización de la presentación de informes sobre la aplicación de la estrategia adoptada en 1984 por laConferencia Mundial de la FAO sobre Ordenación y Desarrollo Pesqueros y su sustitución por la presentación de informes sobre la aplicación del Código de Conducta para la Pesca Responsable

APENDICE D

DECLARACION DEL DIRECTOR GENERAL

Pronunciada por el Sr. M. Hayashi, Subdirector General,
Departamento de Pesca

Sr. Presidente
Distinguidos delegados y observadores
Señoras y señores

Es para mi un gran placer darles la bienvenida a este 22 período de sesiones del Comité de Pesca.

Desearía comenzar este discurso inaugural recordando varias novedades importantes ocurridas desde el último período de sesiones del COFI, que considero constituyen un transfondo útil para sus deliberaciones durante este período de sesiones. Tales novedades son la aprobación del Consenso de Roma sobre la Pesca Mundial, el Acuerdo de las Naciones Unidas sobre las Poblaciones transzonales de peces y las poblaciones de peces altamente migratorios, el Código de Conducta para la Pesca Responsable y la Declaración de Kyoto y Plan de Acción para la Contribución Sostenible de la Pesca a la Seguridad Alimentaria. Además, se registró aquí en Roma, en noviembre del pasado año, un acontecimiento único en la historia de la Organización, cuando 82 Jefes de Estado y de Gobierno, 15 vicepresidentes y más de 100 jefes de delegaciones y observadores se reunieron en la Cumbre Mundial sobre la Alimentación para afrontar las cuestiones relacionadas con la Seguridad Alimentaria, y aprobaron la Declaracion de Roma sobre la Seguridad Alimentaria y el Plan de Acción de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación. Los solemnes compromisos consignados en estos documentos guiarán nuestras actividades en la Sede y sobre el terreno.

Sr. Presidente,

Como usted bien sabe, una de las dos principales tareas constitucionales de este Comité es la de examinar y fortalecer ulteriormente la cooperación internacional en el sector pesquero. La otra tarea es la de examinar el programa de la FAO en dicho sector y ofrecer orientaciones al respecto. En el desempeño de la primera función, se les invita a ustedes a examinar varios aspectos importantes de la situación pesquera mundial, y se piden sus observaciones y asesoramiento sobre varias cuestiones fundamentales. En cuanto a la segunda tarea, tendrán ustedes la oportunidad de examinar las perspectivas y prioridades programáticas a plazo medio para el sector pesquero y la labor que la FAO se propone realizar en dicho sector durante 1998-1999.

Distinguidos delegados, conocen ustedes perfectamente los cambios de amplio alcance que se han registrado en la pesca mundial. La pesca y la acuicultura proporcionan una cantidad considerable de alimentos y son fuentes de sustento para centenares de millares de personas en todo el mundo. En los últimos cinco años, la acuicultura ha crecido rápidamente, mientras que la producción de la pesca de captura se ha mantenido estable entre 85 y 90 millones de toneladas y se prevé que no aumentará sino en pequeña medida en el futuro.

Además, aunque los suministros de alimentos de origen marino pueden mantener el ritmo de la demanda mundial de alimentos, esto no significa que se satisfagan las necesidades de todos los consumidores. Cabe pensar, aunque no es inevitable, que las personas que padecen pobreza e inseguridad alimentaria crónicas podrán ver empeorada su situación debido a que las subidas de los precios y los problemas de distribución pueden hacer que los alimentos de origen marino, como otros alimentos ricos en proteínas, queden fuera de su alcance.

En este contexto, la preocupación de la opinión pública internacional con respecto a la pesca y la acuicultura se centra en los sectores en que se ve amenazada la capacidad a largo plazo de proporcionar alimentos y un medio de vida a la población. Los principales problemas son la sobrepesca, las capturas incidentales y los descartes, así como la degradación y modificación del ecosistema acuático.

En nuestros esfuerzos por buscar soluciones a estos problemas debemos tener cuidado en no confiar exclusivamente en las fuerzas del mercado. Con respecto al problema concreto de la sobrepesca, la historia demuestra que se debe al exceso de capitalización en la pesca industrial y a la fuerte presión en el caso de la pesca en pequeña escala, tratando de conseguir siempre mayores capturas. Esto ha provocado el agotamiento de algunas pesquerías y poblaciones de peces.

En nuestros esfuerzos por garantizar un ecosistema acuático sano, la sostenibilidad a largo plazo de la pesca y la seguridad alimentaria para una población mundial en crecimiento, podríamos estudiar una combinación de soluciones tecnológicas, económicas y jurídicas, así como de sistemas racionalizados. A este respecto, se hace prioritaria la urgencia de reestructurar y fortalecer los órganos y acuerdos regionales de pesca. Será este uno de los principales temas del programa de este período de sesiones del Comité y volveré a tratar este asunto en breve.

Señor Presidente:

Al aprobar el Código de Conducta para la Pesca Responsable en su 21 período de sesiones de marzo de 1995, el Comité, con un sentido de realismo y pragmatismo, reconoció que no todos los distintos elementos del Código eran necesariamente aplicables o apropiados para todos los estados y circunstancias. Sin embargo, constituyen una fuente importante de orientaciones para todos los interesados en el desarrollo y ordenación sostenibles de la pesca y la acuicultura mundiales y para mantener su contribución a la seguridad alimentaria.

En la resolución aprobada por la Conferencia sobre la aplicación del Código de Conducta para la Pesca Responsable, se pide al Director General que proporcione a este Comité y a los Organos Rectores de la Organización informes periódicos sobre los progresos logrados en la aplicación del Código.

Se les informará durante este período de sesiones sobre las medidas adoptadas a este respecto. Han tomado nota con satisfacción de las iniciativas adoptadas recientemente o previstas a nivel nacional e internacional para la aplicación del Código. Se les pedirá su asesoramiento acerca de las propuestas relativas a futuros informes sobre los progresos que habrán de prepararse en colaboración con los estados y otras parte interesadas, como organizaciones internacionales, organizaciones no gubernamentales y el sector privado.

El Director General ha dado instrucciones para que en las próximas reuniones de los órganos regionales de pesca de la FAO se examinen a fondo las repercusiones prácticas del Código de Conducta a nivel regional y nacional y las necesidades de asistencia para su aplicación. A este respecto, deseo subrayar que la FAO continuará desempeñando su función directiva ayudando a los Estados Miembros a alcanzar una mayor autosuficiencia en la ordenación sostenible de los recursos pesqueros, entre otras cosas, mediante la aplicación prudente del Código de Conducta para la Pesca Responsable.

Sin embargo, no se puede realizar esta tarea sin una cooperación constante de nuestros asociados. A este respecto, desearía aprovechar esta oportunidad para rendir homenaje a los estados y organizaciones que han respondido ya generosamente al llamamiento hecho por la Conferencia para apoyar, tanto en el plano financiero como de otras formas, la consecución de una aplicación efectiva del Código de Conducta para la Pesca Responsable.

Señor Presidente,

En su último período de sesiones, el Comité tomó nota de que las últimas novedades en relación con la conservación y ordenación de la pesca habían obligado a examinar las estructuras y funciones de los órganos regionales de pesca de la FAO para mejorar su eficacia.

La función de los órganos regionales de pesca es promover la pesca responsable mediante una conservación y ordenación mejores de los recursos por parte de sus miembros. Los Gobiernos Miembros deberían considerar también a estos órganos como medios para prestarse asistencia recíprocamente con el fin de adquirir nuevas tecnologías, crear una competencia en la investigación y ordenación y fortalecer así la seguridad alimentaria individual y colectiva. Los órganos regionales de pesca deberán utilizarse también para colocar la ordenación y desarrollo pesqueros en el centro de la planificación gubernamental, la elaboración de las políticas y la asignación de los recursos.

La eficacia de dichos órganos dependerá de un claro compromiso político de parte de sus miembros para aplicar medidas de ordenación, así como de su apoyo técnico y financiero. La FAO continuará contribuyendo al funcionamiento de estos órganos, mientras sus miembros deciden las disposiciones para su fortalecimiento y apropiada reestructuración y se pone en marcha el proceso de transición. Por todo ello, Sr. Presidente, el asesoramiento y las opiniones de este Comité tendrán gran valor e interés, puesto que buscamos las formas de reestructurar y fortalecer estos órganos con vistas a ayudar a sus miembros a afrontar las tareas que entrañan el desarrollo y la ordenación responsables de sus sectores pesqueros.

Señor Presidente,

Desearía decir unas pocas palabras sobre el Examen del Programa de Labores de la Organización en el sector de la pesca, que se relaciona con la segunda de sus dos principales responsabilidades constitucionales, como he mencionado al comienzo.

Desde 1993, la política de la Organización ha hecho hincapié en la descentralización de sus actividades tratando de mejorar su eficiencia y eficacia. Desde 1996, la mayor parte de los órganos regionales de pesca de la FAO han funcionado desde las Oficinas Regionales de la FAO, teniendo situadas sus Secretarías en sus regiones respectivas. Esto les ha permitido proporcionar toda la información necesaria y mantener una relación estrecha con sus miembros. Al mismo tiempo, se han conseguido las correspondientes reducciones en los costos de preparación y publicación de los documentos y en la duración de las reuniones. No obstante, cuando ha sido posible y necesario, el Departamento de Pesca en la Sede ha completado el apoyo técnico y científico.

Las prioridades para el bienio 1998/99 y el Plan a Plazo Medio 1998-2003 se han elaborado teniendo en cuenta las perspectivas en evolución de la producción y los recursos pesqueros mundiales, los objetivos de los Estados Miembros, los distintos instrumentos aprobados bajo los auspicios de las Naciones Unidas y la FAO y el plan estratégico de la FAO. Al planificar y realizar todas estas actividades continuamos esperando obtener de este Comité sus valiosos consejos y asesoramiento basados en su experiencia.

La FAO continua expresando su agradecimiento a sus donantes y contribuyentes. A este respecto, desearía mencionar especialmente la colaboración prevista entre la FAO y el Banco Mundial en el sector pesquero. El Banco Mundial ha indicado su interés en colaborar con la FAO en varias actividades específicas del sector pesquero y también en la promoción del Programa Especial para la Seguridad Alimentaria.

Les deseo un período de sesiones productivo y útil y una grata estancia en Roma.

Muchas gracias.