La lucha de los campesinos para adaptarse al cambio climático puede llevar a una renovación rural