La agricultura familiar en el centro de atención del Comité de Agricultura

Los países miembros reiteran su apoyo a los agricultores familiares de todo el mundo

La agricultura familiar ocupó un lugar preponderante en la inauguración del 24.º período de sesiones del Comité de Agricultura (COAG) de la FAO. En los discursos de apertura pronunciados por el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, y el Presidente de la República Dominicana, Danilo Medina, se destacaron las numerosas facetas de la agricultura familiar y el papel fundamental que esta desempeñaba en la erradicación del hambre.

El Presidente Medina afirmó que la pobreza rural en la República Dominicana ha disminuido en 9 puntos porcentuales en los primeros 18 meses del actual gobierno, gracias al número de políticas sociales y económicas orientadas específicamente a  los pequeños productores y los agricultores familiares.

UN ÉXITO ROTUNDO

La Directora de la Oficina de Asociaciones, Promoción Institucional y Desarrollo de Capacidad de la FAO, Marcela Villarreal, presentó los logros de este Año Internacional y su legado para el COAG.

Villarreal subrayó que el nivel de compromiso político ha aumentado considerablemente durante este Año Internacional, lo que está suscitando mucho interés. Muchas iniciativas emprendidas en 2014 en los ámbitos nacional y regional, como los diálogos regionales celebrados en Asia, Europa, América Latina, el Cercano Oriente y África del Norte, América del Norte y África subsahariana,  han ayudado a identificar los problemas que afrontaban los agricultores familiares en todo  el mundo.

“Los agricultores familiares son un grupo amplio y muy diverso pero, pese a esa diversidad, afrontan muchos problemas comunes” afirmó. Entre ellos figuran la globalización del sector alimentario, el cambio climático, la falta de servicios financieros adecuados, el acceso al mercado, regímenes seguros de tenencia de la tierra, el papel de las mujeres y los jóvenes, y las políticas existentes, que no responden a las necesidades de los agricultores familiares o, a veces, resultan desfavorables para ellos.

Marcela Villarreal agregó que deben elaborarse políticas agrícolas sensibles que “presten atención a las necesidades” de los agricultores familiares  y respeten su modo de vida,  porque “la agricultura familiar es mucho más que un modelo de producción de alimentos” dijo.

A continuación, hubo un amplio debate sobre la agricultura familiar con intercambio de opiniones entre más de 20 Estados Miembros. Delegados de todo el mundo expresaron su agradecimiento y felicitaron a la FAO por facilitar el Año Internacional y a los asociados por garantizar su éxito.

Además, los Estados Miembros subrayaron la importancia y la contribución de la agricultura familiar en sus respectivos países y la forma en que los gobiernos y organizaciones están dando prioridad a la agricultura familiar mediante políticas, leyes, reformas, programas de alimentación escolar y de compra de alimentos , donaciones, inversiones y actividades de sensibilización.

La respuesta fue constructiva y positiva, con  comentarios sobre la necesidad de lograr criterios, directrices y definiciones en materia de agricultura familiar a nivel nacional y regional a fin de apoyar y mejorar la formulación de políticas y las estadísticas; la importante contribución de las mujeres a la agricultura familiar y la necesidad de que esta se haga atractiva desde el punto de vista económico para los jóvenes, y la necesidad de contar con una plataforma web de conocimientos en la esfera de la agricultura familiar y hacer frente al impacto negativo del ébola en los agricultores familiares de África Occidental.

¿CUÁL ES LA PRÓXIMA ETAPA DE LA AGRICULTURA FAMILIAR?

Marcela Villarreal agradeció a los países por el apoyo prestado durante el año y solicitó su respaldo para después de 2014. Afirmó que “el legado del año está firmemente arraigado en las actividades de la FAO y en el Marco estratégico”. El Diálogo Global sobre Agricultura Familiar  permitirá continuar con los debates, evaluar el ímpetu generado y marcar las pautas para un programa de acción favorable a la agricultura familiar posterior a 2014.

También, planteó la cuestión de las definiciones, “¿qué tipo de agricultura familiar apoyarán estas políticas?” preguntó. La respuesta es que apoyarán todo tipo de modelos, desde las pequeñas explotaciones hasta las grandes explotaciones familiares, “comprendiendo que las contribuciones que cada una de ellas aporta es crucial”.

El establecimiento de criterios comunes para el logro de definiciones y tipologías en materia de agricultura familiar en los planos nacional y regional y la plataforma web de conocimientos sobre este tema son fundamentales para garantizar los entornos propicios para el cambio. 

“La agricultura familiar está vinculada a los cinco objetivos estratégicos de la FAO y con varias iniciativas regionales” señaló. “La agricultura familiar no es parte del problema, es parte de la solución para eliminar el hambre del mundo, esperemos que esto se refleje en las políticas futuras de apoyo a los agricultores familiares”.

RECONOCIENDO LA IMPORTANCIA DE LA AGRICULTURA FAMILIAR

El Comité reconoció la importancia de la agricultura familiar para la seguridad alimentaria y nutricional, la gestión de los recursos naturales y la economía local, así como la necesidad por parte de los Estados Miembros de elaborar y aplicar políticas específicas, programas y estrategias y asociaciones eficaces a este respecto.

El Comité reconoció, también, la importancia de establecer criterios comunes para conseguir definiciones y tipologías de agricultura familiar, y de perfeccionar el análisis y los indicadores clave para evaluar mejor la situación y las tendencias de los diferentes tipos de agricultura familiar.  

Lea el documento completo: Los agricultores familiares: alimentar al mundo, cuidar el planeta (COAG/2014/3)

08/10/2014