Alianza Mundial por el Suelo
 

Términos de Referencia

Reconociendo la función fundamental de los suelos para la seguridad alimentaria y los servicios ambientales, sobre la base de la recomendación al Director General formulada por el Comité externo de alto nivel de la FAO sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (Roma, 13-14 de octubre de 2009) y a través de los debates y las conclusiones del Comité de Agricultura (COAG) en su 22.º período de sesiones (Roma, 16-19 de junio de 2010), se pidió a la FAO que estableciera una Alianza Mundial por el Suelo. Después de una labor preparatoria participativa desarrollada por la FAO se celebró una reunión en Roma, del 7 al 9 de septiembre de 2011, con objeto de presentar a los Miembros de la Organización y a las principales partes interesadas una propuesta relativa a la creación de la Alianza Mundial por el Suelo y recabar sus opiniones y recomendaciones sobre el camino a seguir.

En la reunión se respaldó plenamente la importancia y oportunidad de la Alianza y se acordó:

  1. establecer un grupo de trabajo técnico, integrado por científicos especializados en suelos pertenecientes a un gran número de instituciones nacionales e internacionales, que preparara un borrador de la versión cero del mandato de la Alianza Mundial por el Suelo;
  2. organizar la revisión del borrador de mandato por parte de un grupo de trabajo de composición abierta integrado por Representantes Permanentes de la FAO.

Se estableció un Grupo de trabajo técnico (integrado por 76 miembros voluntarios de todo el mundo) que se dedicó durante cuatro meses a elaborar un proyecto de mandato para el establecimiento de la Alianza. Posteriormente dicho mandato fue revisado y editado por un grupo de trabajo de composición abierta integrado por Miembros de la FAO. La versión resultante se presentó al COAG en su 23.º período de sesiones (Roma, 21-25 de mayo de 2012). En vista de que un amplio grupo de países había manifestado su apoyo a la iniciativa de establecer la Alianza Mundial por el Suelo, el COAG refrendó su creación y propuso que un grupo de trabajo de composición abierta volviera a examinar su mandato antes de que el mismo se presentara a los órganos rectores de la FAO.

El proceso de revisión por los miembros del grupo de trabajo de composición abierta se llevó a cabo de manera inclusiva y, después de tres rondas de consultas, la mayoría de las propuestas se incorporaron en la versión final.

En el 145 Consejo de la FAO, los países miembros de la FAO analizaron el documento de mandato y concluyeron “El Consejo aprueba los Términos de Referencia de la Alianza Mundial por el Suelo y recomienda la implementación de la iniciativa”.

©FAO/Saeed Khan

Naturaleza

La Alianza mundial sobre los suelos es una iniciativa voluntaria y no crea derechos u obligaciones jurídicamente vinculantes entre sus miembros, ni para cualquier otra entidad, en virtud del derecho nacional o internacional.

Algunos de los principales objetivos

  • generará y fomentará una mayor conciencia de las partes interesadas sobre la gestión sostenible de los suelos;
  • se ocupará de cuestiones críticas relativas a los suelos que revistan importancia mundial y regional con miras a sostener la prestación de servicios ecosistémicos a través de los suelos, teniendo en la debida cuenta las vinculaciones con el agua y otros recursos;
  • respaldará la adquisición de los conocimientos edafológicos pertinentes y la realización de investigaciones específicas;
  • promoverá vinculaciones entre las iniciativas y órganos multilaterales existentes a efectos de hacer progresar el conocimiento y la comprensión científica.