FAO.org

Inicio > En acción > projects > Programa Especial para la Seguridad Alimentaria (PESA) Centroamérica > Noticias > Detail
Programa Especial para la Seguridad Alimentaria (PESA) Centroamérica

Centroamérica en Cifras: Datos de Seguridad Alimentaria y Nutricional

09/12/2014

Subalimentación en Centroamérica alcanza el 18 por ciento, según la FAO

En los países del SICA hay más de 9 millones de personas subalimentadas. Estas cifras de subalimentación se traducen en índices de desnutrición infantil global y crónica para el conjunto de la región que doblan los valores medios del continente.

Centroamérica, diciembre de 2014 -  El conjunto de países del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), los siete centroamericanos más República Dominicana, muestra un promedio de subalimentación (18%) sensiblemente superior al de América Latina y el Caribe (7.9%).

Así lo indica el informe “Centroamérica en Cifras” -  divulgado hoy por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el cual presenta una actualización de los principales indicadores relacionados con la seguridad alimentaria y nutricional.

De acuerdo a la publicación, el promedio de subalimentación engloba disparidades en el tema de subalimentación muy apreciables con países como Guatemala que alcanza el 30 por ciento; países con proporciones superiores al 15 por ciento como República Dominicana y Nicaragua; y los casos contrarios de Belice, Costa Rica, Honduras y Panamá con cifras inferiores al 10 por ciento. Sólo cuatro países de los ocho miembros del SICA (Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana) han alcanzado la meta de reducción de subalimentación del primer Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM).

 “Centroamérica en Cifras”, fue elaborado por la FAO, a través de la Iniciativa América Latina y el Caribe sin Hambre (IALCSH) y los Programas Especiales para la Seguridad Alimentaria (PESA) de Centroamérica, el Programa Regional de Seguridad Alimentaria para Centroamérica (PRESANCA II) y el Programa Regional de Sistemas de Información en Seguridad Alimentaria y Nutricional (PRESISAN).

Una doble carga de malnutrición

En el caso de la desnutrición global, todos los países han experimentado avances y presentan prevalencias bajas, inferiores al 10 por ciento, con la excepción de Guatemala donde alcanza el 13 por ciento, pero con un progreso en su reducción en línea con la meta marcada en los ODM.

En el caso de la desnutrición crónica, si bien se han dado avances, todos los países de la región con excepción de República Dominicana (10.1%) y Costa Rica (5.6%), presentan prevalencias muy superiores al promedio para América Latina y el Caribe (15.4%). Así, cinco de ellos registran valores en torno al 20% (caso de Belice, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Panamá), mientras que la prevalencia en Guatemala es significativamente superior (48%).

La mayoría de países de la región enfrentan una doble carga de malnutrición, dado que coexisten en los países los problemas de desnutrición, sobrepeso y obesidad vinculados al exceso de calorías consumidas, y enfermedades crónicas asociadas con la poca diversidad de la dieta y la carencia de micronutrientes (vitaminas y minerales).

El sobrepeso y la obesidad han visto incrementarse sus cifras de manera importante en la región, hasta el punto que más del 40 por ciento de los hombres y el 50 por ciento de las mujeres adultas en todos los países sufren sobrepeso. Paradójicamente, los dos países con mayores incidencias de subalimentación y desnutrición crónica infantil (Guatemala y Nicaragua) figuran entre los de mayor porcentaje de población adulta con sobrepeso y obesidad.

En cuanto al sobrepeso y la obesidad infantil, estos se asocian con una mayor probabilidad de obesidad en la edad adulta y tienen más probabilidades de padecer a edades más tempranas enfermedades no transmisibles como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares (OMS, 2013). En la región, tres países (Belice, Costa Rica y República Dominicana) presentan cifras de sobrepeso en niños menores de cinco años mayores al promedio de América Latina y el Caribe (7%), con un caso destacable como el de Belice donde la incidencia es superior incluso a la de Estados Unidos de Norteamérica.

Pobreza  cada vez más urbana

Las cifras de subalimentación no son extrañas en una región con altos niveles de pobreza. En Centroamérica el 43 por ciento de la población vive en situación de pobreza, porcentaje que supera por mucho el promedio de 29 por ciento de América Latina y el Caribe.

Con las cifras de pobreza extrema sucede algo similar: el promedio para los países del SICA (20%) supera en mucho al de América Latina y el Caribe (12%).

La población de los países que conforman el SICA reúnen una población total que supera los 55 millones de personas. La región ha sufrido un proceso gradual de urbanización y actualmente la mayoría de su población, el 60%, reside en el área urbana, situación que se repite en todos los países con la excepción de Belice.

La creciente urbanización de la población y las diferentes densidades demográficas en los medios rural y urbano provocan que en ciertos países el fenómeno de la pobreza esté dejando de ser un fenómeno eminentemente rural como lo era en el pasado. Así, pese a contar con mayores tasas de pobreza en el medio rural, la mayoría de pobres (en términos absolutos) de El Salvador, Nicaragua y República Dominicana son urbanos. Por el contrario, con la excepción de Costa Rica y República Dominicana, la mayoría de población indigente se concentra en las zonas rurales.