FAO.org

Inicio > En acción > Programa de Cooperación Internacional Brasil-FAO > Noticias > Ver
Programa de Cooperación Internacional Brasil-FAO

Educación alimentaria y nutricional es herramienta clave en la promoción de la alimentación saludable en las escuelas

Congreso Internacional promovido por FAO y Gobierno de Brasil reunió cerca de 250 profesionales de nutrición y educación de Brasil y otros 24 países de América Latina y el Caribe para intercambiar experiencias y buenas prácticas en educación alimentaria y nutricional en programas de alimentación escolar.

Foto: Palova Brito/FAO

Brasilia, Brasil, 09 de octubre de 2017 – Promover la alimentación saludable en las escuelas por medio de la inclusión del tema en los currículos escolares y el involucramiento de distintos actores y los gobiernos; estimular la comida de verdad y los alimentos culturalmente tradicionales y locales; y fortalecer la agricultura familiar para comercialización a la alimentación escolar. 

Estas son algunas de las recomendaciones discutidas a lo largo de tres días por cerca de 250 profesionales de las áreas de nutrición y educación de Brasil y otros 24 países de América Latina y el Caribe que asistieron al Congreso Internacional de Alimentación Escolar: caminos para la educación alimentaria y nutricional, llevado a cabo en Brasilia, Brasil. 

Los participantes también destacaron la alimentación escolar como un derecho y la responsabilidad del Estado en este sentido, así como la inclusión del tema educación alimentaria y nutricional en el marco político que asegure su aplicación y los presupuestos necesarios. En las recomendaciones finales del evento, también hicieron hincapié al estímulo de los huertos escolares como herramienta de educación alimentar. 

En la inauguración del Congreso, el Representante en Brasil de la FAO, Alan Bojanic, resaltó que la cooperación internacional entre la Organización y el gobierno de Brasil va más allá del aporte financiero, pues ha impactado y generado resultados efectivos y cambios en la alimentación de los niños y niñas latinoamericanos y caribeños durante la primera infancia que, según Bojanic, es clave para asegurar la seguridad alimentaria y el desarrollo saludable. 

“No hay nada más importante para los niños y niñas, en los primeros años de vida, que la alimentación escolar. Esas experiencias con los países han traduciéndose en leyes, programas, iniciativas municipales, entre otras acciones. Además, la alimentación escolar genera circuitos virtuosos cortos como es el caso de la agricultura familiar que tiene la posibilidad de comercializar sus productos en los menús de las escuelas”, señaló. 

El Congreso fue una actividad desarrollada en el marco del proyecto ejecutado por la FAO y el Fondo Nacional de Desarrollo de la Educación de Brasil (FNDE), con apoyo de la Agencia Brasileña de Cooperación (ABC/MRE), para el fortalecimiento de programas de alimentación escolar en América Latina y el Caribe, en el marco del Programa de Cooperación Internacional. Actualmente, 13 países son socios en el proyecto. 

Brasil: referencia en América Latina y el Caribe

Llevado a cabo hace más de 60 años, el Programa Nacional de Alimentación Escolar de Brasil (PNAE), bajo gestión de FNDE, es una referencia de programa para la planificación y ejecución de las acciones desarrollas por este proyecto de cooperación técnica internacional. Actualmente, más de 42 millones de estudiantes brasileños reciben alimentación diariamente en las escuelas. En este contexto, la agricultura familiar cumple un importante rol en la comercialización de su producción a la alimentación escolar. 

Según Rogerio Lot, Jefe de Gabinete de FNDE, el primer pilar del PNAE es la oferta de alimentos saludables y diversificados; en seguida, el respeto a la cultura alimentaria local. Asimismo, añadió: “Un niño saludable y mejor nutrido tiene más condiciones de educarse. Solo vamos a lograr transformar un país si invertirnos en educación, en condiciones básicas cada vez mejores y en alimentos cada vez más saludables y nutritivos”, dijo Rogerio Lot. 

La coordinadora regional del proyecto, Najla Veloso, evaluó que el Congreso alcanzó su objetivo de promover el intercambio de experiencias y la construcción de conocimientos acerca del tema. “Permitió empoderar más a los participantes sobre la relación entre educación alimentaria y nutricional y alimentación escolar para que enfoquen el tema en sus países, incluso en Brasil”, señaló Najla Veloso. 

La Ministra Andrea Watson, Directora Adjunta de ABC, resaltó que estos proyectos generan aprendizajes para Brasil y los países socios. “También aprendemos mucho con los países al compartir experiencias en las áreas de seguridad alimentaria y nutricional, lo cual es fundamental en el marco de la cooperación Sur-Sur”, subrayó. 

Intercambio de experiencia entre países

Durante el Congreso, los participantes conocieron algunas buenas prácticas en educación alimentaria y nutricional en marcha en Brasil y en país como Costa Rica, Honduras, Chile, El Salvador, Guatemala y República Dominicana. 

El Representante del Ministerio de Educación de Guatemala, Billy Abigail, destacó un importante logro para su país con la aprobación por el Congreso de la Ley de Alimentación Escolar. Con eso, Guatemala pasa a ser el segundo país de Centroamérica – y el sexto de América Latina – a aprobar una ley específica con enfoque en la alimentación escolar de forma integral. El proyecto de fortalecimiento de los programas de alimentación escolar en América Latina y el Caribe apoyó técnicamente, junto con la Representación de FAO en Guatemala, las discusiones acerca del tema a lo largo de dos años. 

“Guatemala trabaja de forma coordinada para mejorar la seguridad alimentaria y nutricional de sus niños y niñas. Actualmente, tenemos cerca de 25 mil organizaciones de padres de familias que son los responsables directos por decidir sobre la alimentación que será ofrecida a sus hijos e hijas”, evaluó Abigail.