FAO.org

Inicio > En acción > Programa de Cooperación Internacional Brasil-FAO > Noticias > Ver
Programa de Cooperación Internacional Brasil-FAO

La primera cosecha de la semilla Mandiyuti inyecta esperanza en el sector algodonero en Bolivia

Mediante el proyecto +Algodón, el Estado Plurinacional de Bolivia, la FAO y el gobierno de Brasil trabajan juntas para contribuir al desarrollo sostenible de esta cadena de valor.

Foto: FAO Bolivia

Bolivia, 10/05/2018La Mandiyuti floreció. La semilla de algodón, la única variedad nacional convencional, consolidó su relanzamiento este 2018 con la primera cosecha del año en la parcela demostrativa de la estación experimental de Pailón, Santa Cruz. Estado, técnicos, productores, la empresa pública y privada participaron de esta cosecha que alienta la expectativa de lograr hasta diciembre insumos suficientes para la siembra de entre 800 y mil hectáreas en favor de agricultores familiares.

Por medio del proyecto +Algodón, el Estado Plurinacional de Bolivia, la FAO y el gobierno de Brasil trabajan para contribuir al desarrollo sostenible del sector algodonero, fortaleciendo a los productores comunitarios, indígenas y campesinos.

La variedad Mandiyuti de algodón esperó 16 años para este relanzamiento impulsado por el proyecto +Algodón, una iniciativa de Cooperación Sur-Sur Trilateral llevada a cabo para revitalizar la producción algodonera en el país y contribuir al desarrollo sostenible del sector, con fuerte componente en los productores comunitarios, indígenas y campesinos.

La semilla es una alternativa a las variedades no nacionales, con un rendimiento de entre 20 y 26 quintales de fibra por hectárea, en un tiempo de 120 a 135 días entre la siembra y la cosecha.

“Hemos visto la importancia de consolidar este sector, siéntanse seguros de que el Estado hará lo posible para que esta iniciativa se siga consolidando porque el vivir bien consiste en recuperar la capacidad de nuestra Madre Tierra”, dijo Saturnin Ramos, viceministro de la Micro y Pequeña Empresa, quien participó de la cosecha, junto con el punto focal del Ministerio del Desarrollo Rural y Tierras (MDRyT), Armando Sánchez, y el director de SENATEX, Milton Verástegui.            

Sánchez recordó que a hace muchos años se redujo la superficie sembrada de algodón de 30 mil hectáreas a 1.800 ó 2.000. “Considerando que es un producto de la agricultura familiar hemos visto con satisfacción que (el proyecto) está dando resultados muy beneficiosos, podemos ampliar la producción (para atender) la demanda insatisfecha de casi unas 10 mil toneladas”, dijo.

El proyecto +Algodón es una iniciativa regional ejecutada en Bolivia a partir de la cooperación entre los ministerios de Desarrollo Rural y Tierras (MDRyT) y de Desarrollo Productivo y Economía Plural (MDPyEP), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Gobierno de Brasil representado por la Agencia Brasileña de Cooperación (ABC). Participan también el gobierno autónomo de Pailón, de Charagua, la Federación de Productores de Algodón (FEDEPA) y el Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (INIAF).

Apoyan técnicamente el proyecto las instituciones brasileñas cooperantes: Asociación Brasileña de las Empresas Estaduales de Asistencia Técnica y Extensión Rural (Asbraer), por medio de la Empresa de Asistencia Técnica y Extensión Rural da Paraíba (Emater-PB), y la Subsecretaría Nacional de Economía Solidaria del Ministerio del Trabajo de Brasil (Senaes/MT).

Recuperación de variedad nacional

Mandiyuti fue desarrollada por el CIAT en 1993 y liberada en 2002 tras su registro en el INIAF. “Hoy la volvemos a poner a disposición, con el apoyo del Proyecto +Algodón, para contribuir principalmente a los pequeños productores”, dijo Luis Hurtado, director ejecutivo del CIAT.

“Antes se producían variedades provenientes de otros países y en muchos casos transgénicas. En Bolivia se ha visto por conveniente recuperar una variedad nacional convencional. Después de esta cosecha queremos avanzar hacia la certificación, la sanidad y la calidad para que tanto la empresa Estatal SENATEX, como la empresa privada tengan a su disposición un producto de primera”, expresó Ronald Quispe, coordinador del proyecto +Algodón en Bolivia.

El proyecto también contempla la implementación de parcelas de producción de semillas de algodón nativo, de color marrón; las plantas en franco crecimiento ya se pueden ver en la estación experimental de Pailón y en las parcelas demostrativas de Charagua.

“El algodón es una alternativa de producción, principalmente para las pequeñas unidades productivas. Como productores vemos con grandes esperanzas que se pueda reactivar el sector algodonero”, dijo Agapito Castro, representante de los productores de Pailón.

Características de la Mandiyuti

  • La fibra de la Mandiyuti llega a medir entre 28 y 31 milímetros.
  • A nivel experimental se ha logrado obtener hasta 33 quintales de fibra por hectárea.
  • El rendimiento a nivel comercial es de entre 20 y 26 quintales por hectárea.
  • El porcentaje de la fibra obtenida por hectárea es del 40 por ciento.
  • El peso promedio del capullo es de cinco gramos.
  • La Mandiyuti, registrada con el código CCA-348, se origina del cruzamiento de variedades americanas y líneas africanas.