FAO.org

Inicio > Themes_collector > Alimentación y nutrición escolar > Áreas de trabajo > Políticas de compra y cadenas de valor inclusivas
Alimentación y nutrición escolar

Políticas de compra y cadenas de valor inclusivas

El concepto de alimentación escolar con productos locales conecta la necesidad de alimentos inocuos, diversos y nutritivos para los escolares con la producción de los agricultores locales y las empresas de la comunidad. Este enfoque puede brindar oportunidades para promover el desarrollo económico de los pequeños agricultores y las comunidades locales y para reforzar la conexión entre nutrición, agricultura y protección social a través de las escuelas.

 

 

La alimentación escolar sirve de mercado regular para la producción de los agricultores locales. Esto puede ayudar a impulsar la agricultura local, crear oportunidades comerciales para los pequeños agricultores y otros productores vulnerables (en particular las mujeres, los jóvenes y los miembros de las comunidades tradicionales) y contribuir al desarrollo socioeconómico de la comunidad. También puede aumentar el valor que las personas otorgan a los alimentos nutritivos tradicionales. Estos programas también pueden encaminarse a la promoción de prácticas agroecológicas o prácticas agrícolas que tengan en cuenta la nutrición y el clima.

Vincular el mercado escolar con la producción de los pequeños agricultores requiere un conjunto de políticas y leyes que hagan posible llevar a la práctica estos procesos. También se requiere una adaptación en el ámbito de la demanda, de forma que los pequeños agricultores y otros productores vulnerables tengan prioridad y puedan vender sus productos sin obstáculos, es decir, una política de compras inclusiva. Para tener éxito, estos programas también pueden necesitar que se dé un apoyo adicional a los agricultores, de modo que puedan aumentar su productividad a fin de satisfacer la demanda.

La FAO ayuda a los gobiernos a crear estos vínculos y a proporcionar a las escuelas asistencia técnica, información y apoyo respecto de políticas inclusivas de compra de alimentos. También promueve formas y oportunidades para mejorar la calidad e inocuidad de los alimentos a lo largo de la cadena alimentaria escolar, prestando atención a cómo se producen, elaboran, almacenan, distribuyen, entregan y preparan los alimentos. Estas cadenas de valor que tienen en cuenta la nutrición pueden desempeñar un papel importante en la configuración de sistemas alimentarios locales y nacionales más saludables y sostenibles.