FAO.org

Inicio > La agricultura climáticamente inteligente > Políticas y planificación > Planificación
La agricultura climáticamente inteligente

Planificación

Apoyo a los países para garantizar que la agricultura y la CSA son incluidas en los procesos de planificación del desarrollo a medio y largo plazo y en las decisiones sobre inversión.

La adopción de la CSA requiere la integración de este enfoque en los procesos nacionales de planificación y en las decisiones financieras, a partir de un diálogo adecuado con las partes interesadas. Los Planes nacionales de adaptación son un ejemplo de los procesos de planificación del cambio climático que están en marcha. La FAO juega un papel importante prestando asistencia a los países miembro para que puedan entender los retos y oportunidades para los sectores agrícolas, así como el abanico de posibles respuestas.

Ya se están desarrollando Planes nacionales de adaptación (NAP, siglas en inglés) en una serie de países para apoyar la planificación de la adaptación a medio y largo plazo en los sectores agrícolas, incluidos la silvicultura y la pesca. Estos países determinarán cómo integrar la adaptación al cambio climático en las políticas, programas y actividades relevantes, tanto en las nuevas como en las ya existentes.

El apoyo de la FAO a los NAP incluye:

  • el desarrollo de un enfoque integrado y una hoja de ruta para la adaptación
  • el apoyo en este proceso a las partes interesadas clave, en particular a los ministerios de Agricultura
  • la definición de una línea de base para la adaptación
  • la identificación de las lagunas de conocimiento sobre cambio climático en el sector agrícola
  • el desarrollo y puesta en marcha de generación de capacidades para la adaptación de la agricultura al cambio climático
  • la identificación de la financiación del clima para la adaptación
  • Las Contribuciones previstas y determinadas a nivel nacional (INDC, siglas en inglés) son los compromisos de los países para reducir las emisiones y abordar el cambio climático desde varios enfoques, incluyendo la CSA, adoptados en la constitución de la Conferencia de las Partes de la CMNUCC (CoP21) en diciembre de 2015.

El apoyo de la FAO a las INDC incluye:

  • la asistencia a los países miembro en la preparación de sus INDC y otros procesos internacionales importantes en el marco de la CMNUCC. El apoyo a las INDC se centra particularmente en la inclusión de componentes de seguridad alimentaria y nutrición, los sectores agrícolas (agricultura, silvicultura y pesca) y el uso sostenible de la tierra y el agua.
  • Evaluar las INDC para identificar prioridades nacionales en los sectores agrícolas a fin de orientar el apoyo a la implementación y la investigación posterior.

Las INDC permiten a los países demostrar el liderazgo para abordar el cambio climático, comunicando a nivel internacional cómo recortarán sus emisiones para el periodo post-2020. A través de sus INDC, los países pueden perfilar contribuciones a medida de sus propias prioridades nacionales, capacidades y responsabilidades y esto puede ser la base para la acción colectiva.

Las medidas de mitigación apropiadas para cada país (NAMA, siglas en inglés) son acciones determinadas por cada país para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Costa Rica, por ejemplo, recibió financiación del Fondo NAMA para una NAMA de ´café bajo en emisiones´ con el objetivo de transformar toda la cadena de valor del café a fin de reducir 1,85 millones de toneladas de CO2eq en 20 años y mejorar los medios de vida de 400.000 personas.

El apoyo de la FAO a las NAMA incluye:

  • el desarrollo de capacidades para los países que desean implementar NAMA
  • una herramienta de aprendizaje en línea sobre NAMA en el sector de la AFOLU
  • la base de datos de emisiones FAOSTAT:
    1. Datos de actividades recogidos de los países miembro y estimaciones de emisiones de GEI
    2. Línea de base de proyecciones a 2030 y 2050
    3. Estimaciones de emisiones de GEI (Nivel 1) en el sector de la AFOLU

Los Planes de inversión agrícola son planes a nivel nacional que mapean las intervenciones necesarias para lograr las metas de desarrollo nacional en un marco de tiempo definido. Integrar las preocupaciones relacionadas con el cambio climático en los planes de inversión y su implementación a través de programas y proyectos resulta crítico para asegurar que los sectores agrícolas responden a los retos presentados por el cambio climático.

El apoyo de la FAO a la planificación de inversiones incluye:

  • Orientación para la identificación de planes de inversión para la CSA
  • Apoyo nacional para la identificación y la integración de la CSA en los planes y proyectos de inversión
  • Orientación y apoyo formativo para integrar las consideraciones del cambio climático en la inversión agrícola

Apoyo nacional para el diseño de programas y proyectos de inversión climáticamente inteligentes para distintas fuentes de financiación.