FAO.org

Inicio > Alianza Mundial por el Suelo > Contexto > ¿Por qué una Alianza?
Alianza Mundial por el Suelo

¿Por qué una Alianza Mundial por el Suelo?

El suelo es un recurso esencial y una parte vital del entorno natural en el cual la mayoría del alimento mundial es producido. Del mismo modo, el suelo aporta el espacio vital para los seres humanos, así como servicios ambientales esenciales importantes para la regulación y el abastecimiento de agua, regulación del clima, conservación de la biodiversidad y servicios culturales. No obstante, los suelos se encuentran bajo presión debido al crecimiento poblacional, la mayor demanda alimenticia y la competición por los usos del suelo. Aproximadamente el 33% de los suelos mundiales están degradados y dirigentes políticos de todo el mundo están explorando posibilidades con el fin de adoptar el desarrollo sostenible por medio de los objetivos del desarrollo sostenible. 

 

A pesar de que la importancia del suelo parece clara, en el pasado no ha recibido la necesaria atención en lo referente a uso y gestión, ya que se consideraba como un recurso infinito que siempre brindaría servicios ecosistémicos. Sin embargo, la realidad es distinta y existe una necesidad urgente por sensibilizar sobre la importancia del suelo y especialmente por protegerlos y usarlos de manera sostenible.

La Alianza Mundial por el Suelo se estableció en diciembre de 2012 como un mecanismo para desarrollar una fuerte alianza interactiva, y una mejorada colaboración y sinergia de esfuerzos entre las partes interesadas. Desde usuarios del terreno a políticos, uno de los objetivos clave de la AMS es mejorar la gobernanza y gestión sostenible de los suelos.

Desde su creación, la AMS se ha convertido en una fuerte alianza en la cual asuntos globales en suelos son debatidos y abordados por múltiples partes interesadas. Logros clave demuestran la necesidad que había por constituir esta alianza para rellenar el vacío en la promoción de la gestión sostenible de los suelos. Entre dichos productos se encuentran:

  • Establecimiento del Grupo Técnico Intergubernamental sobre Suelos
  • Entrega de la propuesta para el Día Mundial del Suelo de la ONU (5 de diciembre) y el Año Internacional de los Suelos
  • Preparación del Estatuto revisado de los Suelos Mundiales
  • Establecimiento de las Alianzas Regionales por el Suelo
  • Desarrollo de habilidades para el mapeo digital de suelos en países en desarrollo
  • Desarrollo de las Pautas Voluntarias para la Gestión Sostenible del Suelo
  • Establecimiento de sistemas nacionales de información del suelo