FAO.org

Inicio > En acción > Los criadores de cerdos de Papua Nueva Guinea aprovechan la tecnología de cadena de bloques

Los criadores de cerdos de Papua Nueva Guinea aprovechan la tecnología de cadena de bloques

©FAO/Gerard Sylvester

La FAO desarrolla un sistema de trazabilidad del ganado para ayudar a los criadores de cerdos a ampliar sus mercados.

Datos clave

Los cerdos desempeñan un papel clave en Papua Nueva Guinea, tanto cultural como económicamente. El aumento de la demanda mundial de carne de cerdo ofrece nuevas oportunidades para la exportación, pero sólo si los agricultores pueden demostrar la calidad de sus productos. Junto con la Unión Internacional de Telecomunicaciones, la FAO está creando un sistema de información contenida -más conocido como sistema basado en la cadena de bloques- que puede hacer un seguimiento del ganado y permitir a los consumidores comprar tranquilos, comprobando el historial de sus cerdos. Mediante este sistema, los granjeros pueden registrar información importante sobre sus animales, incluyendo sus pedigríes, qué les dieron de comer, cuándo enfermaron y qué medicamentos les administraron. Antes de la implementación del sistema, los consumidores no tenían medios para verificar esta información. Contar con esta nueva forma de trazabilidad es vital para lograr la confianza de los consumidores y garantizar que los agricultores puedan ampliar sus mercados y lograr un rendimiento justo de sus inversiones.

En Papua Nueva Guinea, ninguna celebración está completa sin un cerdo asado. Siendo uno de los pocos mamíferos que viven en la isla, los cerdos tienen un papel importante en la cultura y economía del país. Tradicionalmente, los pequeños campesinos -que crían la gran mayoría de los cerdos- han vendido su ganado localmente, pero el aumento de la demanda mundial de carne de cerdo ofrece nuevas oportunidades para acceder a los mercados internacionales. En consecuencia, los agricultores están buscando la manera de demostrar que su ganado cumple con las normas internacionales y recurren ahora a la tecnología de cadena de bloques y de registro de datos inalterable para hacerlo.

A petición del Gobierno Provincial de Jiwaka, la FAO y la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) concibieron y diseñaron un nuevo sistema de cadena de bloques para la trazabilidad del ganado para pequeños criadores de cerdos. Utilizando etiquetas de identificación por radiofrecuencia (RFID) y una aplicación para teléfonos inteligentes, los ganaderos pueden mantener registros digitales de cómo criaron a sus cerdos, demostrando que recibieron una dieta de batatas, por ejemplo, o que les administraron las vacunas adecuadas. Gracias a este riguroso historial digital, los compradores pueden estar seguros de la calidad de sus animales, mientras que los agricultores pueden obtener un rendimiento más favorable de su inversión. El sistema se está ensayando actualmente en Jiwaka, donde los miembros de la comunidad estaban deseosos de poner a prueba la iniciativa. El gobierno provincial financió teléfonos inteligentes para 25 pequeños campesinos junto con capacitación sobre cómo usar la aplicación. Mientras tanto, las autoridades nacionales de telecomunicaciones del país están mejorando la conectividad de banda ancha local para que los agricultores puedan utilizar más fácilmente sus teléfonos para actualizar los registros del ganado en el sistema de trazabilidad, que se encuentra situado en la nube.

Johannes Pakange, un pequeño agricultor que cultiva limones y mandarinas y cría cerdos, ya está deseando que la nueva tecnología dé sus frutos. “Estoy muy contento de que la FAO esté trayendo este sistema de trazabilidad a Jiwaka”, aseguró. “He etiquetado a mis lechones, y cuando alcancen los 100 kg podré venderlos y la gente podrá acceder a información sobre cómo se criaron”.

Además de la tecnología de la cadena de bloques, la FAO también está desarrollando otras iniciativas relacionadas con la ganadería. Junto con el Departamento de Agricultura y Ganadería de Papua Nueva Guinea, la FAO imparte capacitación en materia de ganadería para que los pequeños agricultores puedan mejorar la salud y el valor de sus cerdos. La FAO y la UIT también prestan asistencia técnica para elaborar la estrategia nacional de e-agricultura de Papua Nueva Guinea, que ayudará al país a aprovechar las tecnologías de la comunicación para hacer frente a los desafíos de la agricultura.

Es importante destacar que la FAO también trabaja con los funcionarios sanitarios provinciales para concienciar sobre la resistencia a los antimicrobianos y la importancia de criar y consumir animales sanos. A veces se administran a los cerdos antibióticos destinados al uso humano, lo que puede llevarlos a desarrollar una resistencia al medicamento. Al ser consumidos, estos cerdos pueden transmitir esta resistencia a los humanos, contribuyendo así al riesgo de una “superbacteria” que no responde a ningún tratamiento. Como resultado, la FAO alienta a los agricultores a practicar un enfoque integrado de “Una Salud” que busca salvaguardar la salud humana y animal para reducir las amenazas de enfermedades y garantizar el suministro de alimentos inocuos.

Los pasos siguientes del proyecto son mejorar la aplicación y ponerla a disposición de un grupo más amplio de agricultores. La FAO también trabaja con bancos y operadores móviles para permitir que los pagos se realicen en línea. El proyecto también podría crear nuevas oportunidades para los transportistas rurales, que podrían entregar los cerdos al comprador cobrando una pequeña cuota.

A medida que la aplicación de la cadena de bloques aumenta la confianza y las oportunidades en los mercados locales, también está sentando las bases para futuros sistemas que podrían permitir a los pequeños productores cumplir las normas internacionales para la exportación de ganado. Pero por ahora, la FAO ayuda a los agricultores a aumentar sus ingresos, luchar contra la resistencia a los antimicrobianos, crear nuevas oportunidades en toda la cadena de valor y a formar parte del objetivo mundial de alcanzar el objetivo #HambreCero. 

Compartir esta página