FAO.org

Inicio > En acción > Favorecer el aprendizaje a nivel nacional a través de acciones de seguridad alimentaria en África Austral

Favorecer el aprendizaje a nivel nacional a través de acciones de seguridad alimentaria en África Austral

A pesar de los esfuerzos que se han realizado tanto a nivel nacional como internacional para luchar contra el hambre, el número de personas desnutridas en el mundo continúa siendo excesivamente alto, llegando casi a los mil millones en 2010. Asia Pacífico es la región con el mayor número de personas desnutridas (3.500 millones), aunque la proporción sigue siendo muy elevada en África del Subsahara, donde un 28% de la población aún sufre de desnutrición (SOFI 2010).

Para poner fin a esta tendencia, es importante entender cómo conseguir que las políticas y programas actuales a nivel mundial, nacional y local sean más efectivos en cuanto al impacto sobre la reducción del hambre. Con este fin, es necesario dedicar mucho más trabajo en establecer un entorno más propicio para la seguridad alimentaria, instaurar sistemas y procesos más eficientes y efectivos para la creación de políticas y programas, determinar seguimiento y monitoreo, como también adoptar enfoques de gestión basada en los resultados que sean mucho más eficaces en el área de seguridad alimentaria. Se espera que esto ayude a mejorar la efectividad, asegurar una mayor responsabilidad en la gestión y sobre todo a proporcionar bases para un aprendizaje sistemático basado en los éxitos y fracasos de la lucha contra el hambre, la seguridad alimentaria y la malnutrición.

Fundamento

El informe de la evaluación externa independiente (EEI) de la FAO  emitido el 2007 hace un llamado a renovar los esfuerzos con el fin de formular un marco estratégico para la Organización que se integrará al documento de planificación tradicional, es decir, al Plan de Mediano Plazo y al Programa de Trabajo y Presupuesto. Ambos documentos están basados firmemente en los principios de la Gestión Basada en Resultados (RBM).

En noviembre de 2009, la conferencia de la FAO aprobó un nuevo Marco Estratégico que contempla el período entre 2010 y 2019 y en el que se abordan los 3 Objetivos Mundiales de los Miembros de la FAO existentes dentro del marco de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). En la Conferencia también se aprobaron un conjunto de 11 Objetivos Estratégicos (OE), Objetivos Funcionales (OF) y Funciones centrales (FC) de la FAO, además del entorno favorable y las vías de acción de dicha organización.

En este contexto, la Agencia de Cooperación Internacional de Flandes (FICA), a nombre del Gobierno de Flandes y conforme a sus actividades a favor de la seguridad alimentaria en la zona de África Austral, especialmente en Malawi, Mozambique y Sudáfrica, expresó sus intenciones de brindar apoyo también a la labor normativa de la Organización en el área de seguridad alimentaria y la lucha contra el hambre de manera transversal centrándose en África Austral.

Las actividades que respaldará la FICA, tal como se ha propuesto en esta nota, se sustentarán en los recursos, herramientas y técnicas desarrolladas por la FAO y contribuirán al logro de los resultados que se detallan en el Marco Estratégico de la FAO, especialmente en el Objetivo Estratégico (H) en materia de la Mejora de la seguridad alimentaria y la nutrición, como también en el Resultado de la Organización 1 (H01OR1), en la que se señala: “Los países y las otras partes interesadas han fortalecido su capacidad para formular, implementar y supervisar políticas, estrategias y programas que sean coherentes con el fin de abordar las causas fundamentales del hambre, la inseguridad alimentaria y la malnutrición”.

Incorporación de la nutrición y de El Derecho a la Alimentación en las políticas y programas de seguridad alimentaria

El resultado general de este componente se traducirá en una mejor política, marcos institucionales y programáticos orientados a la seguridad alimentaria y la nutrición tanto a escala nacional como regional. Las principales áreas de trabajo propuestas en este componente son:

A) Análisis de la situación actual del derecho a la alimentación en los países de África Austral

  • Es necesario realizar un análisis preliminar para “sentir el pulso” de los países de la región y su disposición a adoptar e implementar el enfoque del derecho a la alimentación. El análisis debe basarse en la información disponible como el actual informe de evaluación de la Seguridad Alimentaria y Nutrición (FSN) en los países de la oficina subregional para el África Austral (SFS) y otros inventarios de políticas y programas dirigidos por la FAO en años anteriores (el Servicio de Apoyo a la Asistencia para las Políticas (TCSP), la Dirección de Economía del desarrollo agrícola (ESA)).
  • El análisis abarcará de modo general cuatro áreas: (a) la situación de la seguridad alimentaria y nutricional en la Región, analizada en lo que respecta a los países que carecen de seguridad alimentaria o sufren de malnutrición, cuáles son las características del medio de vida y las ubicaciones geográficas, así como los motivos por los que se les considera que carecen de seguridad alimentario o sufren de malnutrición; (b) el marco legal destinado a las acciones en materia de seguridad alimentaria y nutrición y que rige al derecho a la alimentación a escala regional al igual que en diversos Estados miembros específicos; (c) las medidas estratégicas y legislativas existentes orientadas a las acciones para la FSN, así como la protección y realización de los derechos humanos en general y específicamente en relación al derecho a la alimentación; y por último (d), la estructura institucional de las instituciones públicas tanto a nivel regional como nacional, las organizaciones privadas y los grupos sociales que aplicarán las acciones para la FSN
  • El análisis también servirá para planificar en detalle el fortalecimiento de capacidades y otras actividades del proyecto (componentes 1 y 2).

B) Fortalecimiento de capacidades y promoción

  • La incorporación se iniciará con el proyecto mismo, mediante el apoyo de la inclusión del derecho a la alimentación en el mapeo de acciones para la seguridad alimentaria y nutricional (MAFSAN). Ello implica un esfuerzo conjunto entre el Departamento de Cooperación Técnica (TCFS) y la Dirección de Economía del Desarrollo Agrícola (ESA) para incorporar las acciones orientadas al derecho a la alimentación en la plataforma global en línea y en las adaptaciones nacionales que surjan como resultado del proyecto.
  • Otra actividad de incorporación será la inclusión del derecho a la alimentación en las actividades de formación de los demás componentes del proyecto. Como resultado, debieran diseñarse módulos orientados al derecho a la alimentación para los programas de formación del MAFSAN y el seguimiento y evaluación.
  • Según lo solicitado por la SFS, se debiera realizar una sesión de formación para todos los funcionarios de la FAO de la oficina subregional, incluida la oficina en el país. En esta sesión de formación se impartirán los conocimientos básicos del derecho a la alimentación a todos los funcionarios, así como las aplicaciones prácticas a todos los oficiales técnicos.

C) Mejora de los marcos estratégicos y legislativos orientados a la seguridad alimentaria y la nutrición a escala regional y nacional

  • Se están elaborando una serie de pautas orientadas a apoyar la toma de decisiones de políticas. En concreto, el conjunto de instrumentos para la formulación de políticas que dirige la SFS busca proporcionar una guía concisa pero igualmente integral a los encargados de formular las políticas en África. Existe una oportunidad de incluir el derecho a la alimentación no solo en el marco global, sino también otros instrumentos para el derecho a la alimentación que puedan apoyar la formulación de políticas.
  • Para ello, se debiera organizar una asesoría entre las partes interesadas a escala regional.
    El objetivo de la asesoría consiste en demostrar, para efectos prácticos, cómo integrar el derecho a la alimentación en el desarrollo y la implementación de programas y proyectos relacionados con la seguridad alimentaria y la nutrición. El taller se dirigirá a los responsables de las políticas esenciales a escala nacional que están encargados de abordar la planificación de la seguridad alimentaria.
  • Es necesario proporcionar la asistencia para las políticas en el marco del proyecto. El proyecto participará en los procesos existentes y en curso de la formulación de políticas de modo de ayudar a los países con la incorporación del derecho a la alimentación, así como la seguridad alimentaria y la nutrición. Existen diversos procesos de políticas en curso en la región, en especial la Política Agrícola Regional (RAP) que está diseñando la Comunidad para el Desarrollo del África Austral (SADC) junto con el apoyo de la FAO y la Política de Alimentación y Nutrición de Zimbabwe.

D) En busca de una iniciativa para un África Austral sin hambre

  • El proyecto ayudará a impulsar en la Comunidad para el Desarrollo del África Austral el inicio próximo de una iniciativa regional para un África Austral sin hambre en el cual participan muchas de las partes interesadas y la cual se basa en las políticas y programas existentes y que aumenta el compromiso político actual. También promoverá una buena alimentación, así como soluciones técnicas viables a la inseguridad alimentaria y al derecho al alimento como el objetivo final a lograr. El proyecto trabajará en estrecha colaboración con la Comunidad para el Desarrollo del África Austral con el fin de afinar los últimos detalles para la política regional y diseñar, revisar y apoyar la puesta en funcionamiento de los pactos nacionales y regionales; al igual que en otras áreas que serán identificadas. La actividad principal será la preparación de un calendario de trabajo detallado para dicha iniciativa y una propuesta para la futuro financiación.

Compartir esta página