Portal de apoyo a las políticas y la gobernanza
©Ilse Kohler Roleffson

Pastoreo

El pastoreo es un sistema de subsistencia basado en la producción extensiva de ganado. Es uno de los principales sistemas de producción en las zonas áridas del mundo y se caracteriza, sobre todo, por la movilidad de los animales y el uso compartido de los recursos naturales, estrategias clave para gestionar la variabilidad y los choques ambientales. Se estima que unos 200 millones de pastores crían ganado, p. ej., vacas, ovejas, cabras y camellos, en zonas áridas, que representan más de un tercio de la superficie terrestre y no son cultivables. 

Fomentar el diálogo para elaborar políticas y reglamentos adecuados para los pastores.

A pesar de su contribución social, económica y ambiental a sus comunidades, los pastores suelen sufrir incomprensión y quedar excluidos de procesos normativos que les afectan. De ahí que la labor de la FAO se centre, entre otras cosas, en sensibilizar sobre la contribución de este colectivo a las economías nacionales y al desarrollo local, así como del sentido de la movilidad transfronteriza y de la gobernanza de la tierra por parte de los pastores. A través del Centro de conocimiento pastorial (CCP), la FAO fomenta, apoya y encabeza el diálogo mundial para fomentar políticas y normas adecuadas para los pastores.

Principales mensajes de políticas

  • El pastoreo es un sistema de producción ecológicamente sostenible que presta una serie de servicios ecosistémicos, como la conservación y la recuperación de la biodiversidad en los terrenos de pasto y la fertilidad del suelo en los pastizales, y que suministra alimentos y subproductos de origen animal a los mercados. El Centro de conocimiento pastorial (CCP) apoya las iniciativas de investigación dirigidas a evaluar la contribución del pastoreo a los ecosistemas. Enfatiza el rol decisivo de este para el futuro del sector ganadero y, más en general, para los sistemas alimentarios mundiales.
  • El pastoreo ha mostrado una gran capacidad de adaptación a condiciones climáticas variables y ha superado choques externos. Las consecuencias del cambio climático –aumento de las temperaturas, sequías prolongadas o cambios en la estacionalidad– afectan a la disponibilidad de pastos y reducen las fuentes de agua. El CCP trata de contribuir a la resiliencia de los pastores abogando por su derecho a la movilidad y mostrando su contribución complementaria a otros sistemas de subsistencia y de producción, como la agricultura o la agroforestería de secano.
  • Para aumentar el reconocimiento del pastoreo, la producción de datos es fundamental a fin de formular políticas basadas en datos comprobados. La recogida de datos es básica para comprender la importancia del pastoreo y su contribución a sociedades locales y nacionales; también para facilitar información de mejor calidad a las políticas. El CCP apoya y dirige actividades sobre el terreno orientadas a evaluar el valor real de los sistemas pastoriles, como su valor económico total tanto tangible como intangible.
  • El pastoreo no es un mero sistema de producción, sino, en un sentido más amplio, un sistema de subsistencia y de uso de la tierra que exige un enfoque multidimensional (alimentación, pienso, medio ambiente, económico, social, etc.) en el marco normativo. Por este motivo, el CCP fomenta y dirige el diálogo con instituciones políticas a diferentes niveles –local, nacional, regional e internacional– para asegurar que las políticas tengan en cuenta las particularidades del pastoreo.

Recursos destacados

Compartir esta página