FAO.org

Inicio > Sustainable Forest Management > Conjunto de herramientas GFS > Módulos > REDD+ > Información básica

Conjunto de Herramientas para la Gestión Forestal Sostenible (GFS)

REDD+

Este módulo está dirigido a los gestores forestales y de tierras interesados en contribuir a las estrategias nacionales de REDD+ o en beneficiarse de ellas y de las posibles sinergias entre estas estrategias y la gestión forestal sostenible. Nuestros lectores podrían estar interesados también en leer este módulo junto con los módulos de Reducción de la deforestación y Reducción de la degradación forestal

REDD+ contribuye a los ODS:

¿Qué es REDD+?

REDD+ es el término que indica el concepto de reducción de las emisiones debidas a la deforestación y la degradación forestal en los países en desarrollo más la gestión sostenible de los bosques y la conservación e incremento de las reservas de carbono; es parte del proceso de negociaciones de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). A nivel mundial, la deforestación contribuye a casi un quinto de todas las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), y por tanto REDD+ es fundamental en los esfuerzos mundiales para mitigar el cambio climático. El cometido de REDD+ es estimular a los países en desarrollo para que contribuyan a la mitigación del cambio climático por medio de: i) la reducción de los GEI con la ralentización, detención y reversión de la pérdida y degradación de los bosques; y ii) el aumento de las remociones de GEI de la atmósfera por medio de la conservación, manejo y expansión de los bosques.

La contribución de REDD+ a la reducción de las emisiones de GEI y al incremento de los sumideros forestales de carbono es reconocida explícitamente en el Acuerdo de París. Este Acuerdo, presentado por la Conferencia de las Partes de la CMNUCC en diciembre de 2015, exhorta a todos los países –tanto en desarrollo como desarrollados– a tomar acciones para implementar y apoyar el Marco de Varsovia para REDD+ y otras decisiones relevantes que ya se habían acordado en la CMNUCC.

El Acuerdo de París establece también un nuevo mecanismo (Arto. 6) para cooperar voluntariamente para lograr una mayor ambición en las medidas de mitigación y promover el desarrollo sostenible, garantizando a la vez la integridad ambiental y la transparencia. Si bien aún se deben estipular las normas y modalidades de este mecanismo, se espera aumentar el acceso a financiamiento para, al menos, algunas actividades de REDD+ (si desea ulterior información consulte el módulo sobre la Mitigación y adaptación al cambio climático).

REDD+ y la gestión forestal sostenible

REDD+ y la gestión forestal sostenible

El objetivo de la gestión forestal sostenible (GFS) es mantener y mejorar por generaciones los múltiples valores de los bosques. Por tanto, este objetivo es de importancia fundamental para REDD+; en muchos países será un medio esencial para lograr los objetivos de reducir las emisiones de la deforestación y de la degradación forestal y para conservar, manejar y aumentar los sumideros forestales de carbono. Las enseñanzas aprendidas y el conocimiento producido durante el impulso de la GFS, en los últimos decenios –incluso por medio de la forestería comunitaria y de enfoques participativos con las múltiples partes interesadas– serán fundamentales para la implementación de REDD+ sobre el terreno.

REDD+ ofrece oportunidades para regenerar los bosques cuando se han perdido o degradado y, por tanto de poner cada vez más tierras bajo GFS. REDD+ puede también generar beneficios adicionales para ampliar la base financiera para la conservación y el manejo sostenible de los bosques, aumentar los beneficios derivados de los bosques y de los árboles y promover una mayor aceptación de la GFS.

Si bien REDD+ es un proceso nuevo, las metas de reducción de la deforestación y de la degradación forestal, además de la conservación y la expansión de los bosques, no son nuevas. El caudal de conocimientos y experiencias de la GFS –tal y como se refleja en las herramientas y casos en este módulo y los relacionados– ofrece una base sólida sobre la cual seguir adelante. Sin embargo, se requiere aún más conocimientos tanto sobre la GFS como sobre REDD+ y la ciencia tiene una función fundamental en este sentido.

Los objetivos de la GFS y de REDD+ se pueden lograr con mayor eficacia explotando las sinergias entre ambos conceptos. Las experiencias de la GFS pueden contribuir a diseñar e implementar estrategias eficaces de REDD+; mientras la arquitectura, las medidas y las enseñanzas de REDD+ pueden contribuir a alcanzar los objetivos de la GFS.

¿Por qué REDD+ es importante para los gestores forestales y de tierras?

¿Por qué REDD+ es importante para los gestores forestales y de tierras?

REDD+ puede ser de interés para los gestores forestales y de tierras porque les ayuda a:

  • participar en plataformas de debates con múltiples partes interesadas por medio de los procesos nacionales de REDD+, contribuyendo por tanto al desarrollo estratégico, a la identificación y priorización de políticas y medidas (PYM), especialmente las relativas a los bosques, la coordinación intersectorial, mayor transparencia en la asignación de los fondos nacionales y en el proceso de toma de decisiones en general;
  • contribuir a la ejecución de las estrategias nacionales de REDD+ y demás esfuerzos de mitigación del cambio climático;
  • revertir la deforestación y la degradación forestal en sus tierras y aumentar la productividad;
  • convertir las tierras agrícolas de baja productividad en plantaciones arbóreas totales o parciales;
  • adquirir acceso a fuentes de financiamiento nuevas o adicionales y a incentivos para apoyar la implementación de los planes de gestión forestal.

REDD+ se puede combinar con otros objetivos legítimos de gestión forestal y de tierras que no entran en conflicto con sus procesos y objetivos. Los mecanismos en constante transformación para el desarrollo sostenible estipulados en el Acuerdo de París podrían impulsar oportunidades preciosas para la cooperación voluntaria en algunas actividades de REDD+.

Hasta la fecha, la mayoría de los países se han concentrado en la fase de preparación para REDD+. Sin embargo, incluso en la fase de puesta en marcha, los gestores forestales y de tierras se podrían beneficiar de los incentivos, del desarrollo de capacidad y de servicios contribuyendo a las actividades de demostración de REDD+ (véanse ejemplos en la sección de casos). Los proyectos de demostración sirven para explorar el potencial de REDD+ y generar experiencias hasta que se den completamente las condiciones favorables para REDD+ a nivel nacional e internacional. Además, facilitan la innovación y el aprendizaje y construyen la credibilidad del concepto.

Los países pueden consolidar el entorno favorable para REDD+, por ejemplo por medio de la gobernanza, derechos de tenencia, políticas y reglamentos, incentivos fiscales, acceso a servicios financieros, transparencia y procesos participativos de toma de decisiones, todos aspectos con repercusiones positivas sobre los gestores forestales y sus esfuerzos de implementación de la GFS. Los países podrían también incluir medidas entre sus PYM que apoyen la participación en REDD+ de pequeños y grandes actores privados, incluyendo los gestores forestales y de tierras.

Para beneficiarse de REDD+, los gestores forestales y de tierras podrían explorar:

  • si pueden contribuir a la formulación de estrategias nacionales de REDD+ que reflejen sus intereses y preocupaciones;
  • si sus países ya cuentan con estrategias nacionales de REDD+ y si la GFS es parte de las PYM planificadas. Los gestores forestales y de tierras podrían también tener capacidad para contribuir a la ejecución de las estrategias de REDD+ (beneficiándose de posibles incentivos), además de sacar ventajas de las políticas dirigidas a consolidar el ambiente favorable o a facilitar la participación de los actores privados en REDD+ (p.ej., cambios normativos que favorezcan la comercialización de productos generados por la GFS combinados con la consolidación de la capacidad para reducir la tala ilegal y las estrategias comerciales injustas);
  • si sus países han establecido mecanismos de distribución de los beneficios de REDD+ (p.ej., pagos, servicios y proyectos) que podrían ofrecer incentivos para sus propias contribuciones a REDD+;
  • si los sistemas de monitoreo, medición, presentación de informes y verificación que necesitan los países para desarrollar REDD+ ofrecen datos útiles para la planificación y el monitoreo de la gestión forestal.

Podría ser imposible alcanzar las metas de la GFS y de REDD+ solamente por medio de acciones tomadas en el sector forestal. Un enfoque de paisaje que abarque la buena gobernanza, la planificación del uso de la tierra y una coordinación bien estructurada de los diferentes sectores del uso del suelo es fundamental para ofrecer un marco adecuado para contrarrestar los factores que impulsan la deforestación y la degradación forestal.