FAO.org

Inicio > En acción > Integrar el Derecho a la alimentación y la nutrición en el programa de comercialización de la producción de pequeños agricultores, Sierra Leona

Integrar el Derecho a la alimentación y la nutrición en el programa de comercialización de la producción de pequeños agricultores, Sierra Leona

La FAO ayudará al gobierno de Sierra Leona a reorientar el Programa de Comercialización de la Producción de los Pequeños Agricultores (SCP) del país mediante la incorporación del componente de la nutrición y el derecho a la alimentación. El SCP es el programa emblemático de la presidencia para fomentar la agricultura como negocio. Dicho programa forma parte del Plan Nacional de Inversión Agrícola a largo plazo, correspondiente al pacto nacional del Programa General de Desarrollo de la Agricultura en África (CAADP) de dicho país. El SCP atrajó un financiamiento de 50 millones de dólares (USD) del Programa Mundial de Agricultura y Seguridad Alimentaria (GAFSP) y diversos socios para el desarrollo se alinearon para apoyar uno de los cinco pilares del programa.

Sin embargo, en un estudio interno se concluyó que el marco regulador en materia de derechos humanos podría ayudar a potenciar el impacto del programa. De este modo, la FAO, junto con el apoyo financiero procedente del Gobierno Federal de Alemania, diseñó un proyecto que promoverá el derecho a la alimentación y a mejorar la calidad de las dietas como parte del SCP y de los Planes de desarrollo de los distritos.

Para lograr este objetivo, el proyecto se orientará a conseguir resultados que

  • fortalezcan la autoridad y la coordinación a nivel nacional y de distritos; y que
  • faciliten la implementación de medidas prácticas a fin de mejorar la situación alimentaria de los individuos sobre el terreno.

Ambas líneas de trabajo se refuerzan mutuamente (ver gráfico de abajo). La falta de conocimiento acerca de la seguridad alimentaria y la nutrición y la mala comprensión del concepto del derecho a la alimentación y de las obligaciones y responsabilidades asociadas obstaculizan el impacto alimentario de las inversiones agrícolas. El proyecto sigue una estrategia múltiple, políticas vinculantes y trabajos prácticos en terreno, con una visión para generar conciencia y conocimiento, así como para mejorar las competencias y capacidades de modo de adoptar dietas saludables y promover el derecho a la alimentación.


graph

 

Con fecha el 30 de agosto de 2012, el Ministerio de Agricultura, Bosques y Seguridad Alimentaria, el Viceministro de Salud y Saneamiento y la Jefatura de la División “World Food Affairs” (Asuntos mundiales de alimentos) del Ministerio Alemán de Alimentación, Agricultura y Protección de los Consumidores. La duración del proyecto será de tres años.

Actividades

Las acciones tangibles en terreno facilitarán la comprensión de lo que puede significar el derecho a la alimentacion en la práctica en el caso de Sierra Leona, lo que permite diseñar intervenciones apropiadascon más facilidad, así como garantizar la coordinación entre los sectores y el control y la supervisión adecuados. A su vez, las acciones en materia de nutrición se beneficiarán de la integración a un marco regulador más amplio con respecto al derecho a la alimentación y de un vínculo más estrecho con el organismo coordinador, al recibir una mayor visibilidad y ganar fuerza política.

Los resultados 1 y 2 apuntan a mejorar la autoridad a través de un enfoque basado en los derechos humanos. El proyecto apoyará el nuevo mecanismo de coordinación de seguridad alimentaria y nutricional a nivel central y de distritos e incorporará un foco en la nutrición a partir de las herramientas diseñadas y usadas por el ministerio para enfrentar la inseguridad alimentaria, tales como el sistema de alerta temprana. Asimismo, se diseñará e implementará una campaña para fomentar el derecho a la alimentación y el consumo de una dieta saludable a través de alimentos producidos a nivel local para apoyar a los agricultores locales, la cual contará con la estrecha colaboración del Gobierno y copartícipes en el desarrollo.

Los resultados 3 y 4 comprenden medidas prácticas que fortalecen la capacidad de los funcionarios de todos los niveles del Ministerio de Agricultura, Bosques y Seguridad Alimentaria y que dan mayor valor a los trabajos en materia de seguridad alimentaria y nutricional que se encuentran en curso a nivel comunitario al fortalecer el vínculo de las actividades agrícolas con el fomento de la nutrición. Estos resultados implican asociarse con socios locales que trabajen en terreno, apoyar sinergias, documentar buenas prácticas, así como poner a prueba y documentar nuevas actividades (por ejemplo, huertos comunitarios o escolares; demostraciones de cocina a nivel comunitario; estrechar el vínculo de los grupos de apoyo a la madre con las escuelas de campo para agricultores...). La experiencia demuestra que la realización de trabajos prácticos en materia de seguridad alimentaria y nutricional en terreno no solo beneficia a los socios y comunidades locales, sino que también constituye una ventaja importante en la información de las políticas nacionales.

Compartir esta página