FAO.org

Inicio > Asociaciones > Noticias

Honduras y Brasil se alían con FAO contra la malnutrición infantil


06/03/2017 - 

6/03/2017

Catacamas, Olancho- La población infantil de cinco comunidades PECH, del departamento de Olancho, tendrán acceso a una alimentación oportuna y adecuada para satisfacer sus requerimientos nutricionales, informó la Representante de la Organización de las Naciones Unidas (FAO) en Honduras, María Julia Cárdenas Barrios.

La FAO en coordinación con el Gobierno de Honduras, ejecuta acciones para implementar el modelo de escuelas sostenibles a través del Proyecto de Fortalecimiento del Programa de Alimentación Escolar en el marco de la Iniciativa América Latina Sin Hambre 2025, que cuenta con el apoyo financiero del Gobierno de la República Federativa del Brasil.

Cárdenas Barrios, explicó que el modelo es una herramienta efectiva que contribuye a reducir la desnutrición infantil, garantizar la permanencia de los escolares en las aulas y mejora el rendimiento escolar, que muchas veces se ve limitado por el hambre. 

Semilla que germina en el pueblo Pech

“Esta es una semilla que debe germinar también en otras comunidades Pech, para que nuestros niños tengan un lugar adecuado para comer y las madres dispongan de buenas cocinas para preparar los alimentos” dijo, José Julián Duarte,  presidente del Consejo de Tribu de la comunidad de Vallecito.

Las comunidades indígenas, se encuentran a grandes distancias con caminos inaccesibles para algunos vehículos, pero el compromiso de los padres de familia y la comunidad permitió la construcción del comedor y la cocina, porque tuvieron que caminar grandes distancias acarreando el material, explicó Duarte.

Modelo inclusivo y participativo: clave  del éxito

La visión del modelo de escuelas sostenibles participan la comunidad, padres y madres de familias, escolares, alumnos, maestros, autoridades locales y nacionales, que incluye  el establecimiento de huertos escolares, suministro de una alimentación adecuada y saludable, preparada y consumida en espacios debidamente  calificados, así como la utilización de alimentos adquiridos a través de compras locales de la agricultura familiar.

Bajo este esquema el gobierno de Honduras a través de la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (SEDIS), la Secretaría de Educación con la asistencia técnica y financiera de la FAO y el Gobierno de Brasil, inició la etapa de ampliación y validación en 35 municipios del corredor seco y actualmente el proceso se extendió a las comunidades Pech en Jocomico, Brisas de Pisijire, Vallecito, La Campana y Aguaquire en el municipio Dulce Nombre de Culmí, en Olancho, beneficiando a 335 escolares.

Por su parte, el embajador de Brasil en Honduras, Breno de Souza Dias Da Costa, reconoció la coordinación y trabajo conjunto entre las instituciones gubernamentales, la cooperación internacional y la comunidad, hacen posible la lucha contra el hambre de forma eficaz.

Educadores capacitados en Seguridad Alimentaria Nutricional

Para garantizar la sostenibilidad e institucionalización de la nueva visión de los programas de alimentación escolar, se fortaleció la capacidad del personal docente de las comunidades participantes mediante un diplomado en seguridad alimentaria nutricional, informó Wendy Carranza, coordinadora del Proyecto de Alimentación Escolar de la FAO en Honduras.  

En el diplomado se capacitaron a 35 profesionales que se desempeñan como docentes, directores de centros educativos, distritales y personal técnico de la Universidad Nacional de Agricultura (UNA), con el objetivo que repliquen los conocimientos adquiridos y tengan las herramientas necesarias para la enseñanza de la educación alimentaria nutricional, explicó Carranza.