Derecho a la alimentación

El derecho a la alimentación adecuada se ejerce cuando todo hombre, mujer o niño, ya sea sólo o en común con otros, tiene acceso físico y económico, en todo momento, a la alimentación adecuada o a medios para obtenerla.

-Observación General 12 (CESCR)

Entendido generalmente como el derecho a alimentarse dignamente, el derecho a una alimentación adecuada es un Derecho Humano internacional que existe desde hace ya un tiempo y al que se han comprometido muchos países. En las últimas décadas, varios países han desarrollado e implementado reformas constitucionales, leyes nacionales, estrategias, políticas y programas que tienen como objetivo el cumplimiento del derecho a la alimentación para todos. 

Los indispensables

La COVID-19 amenaza el derecho a una alimentación adecuada para las personas, incluso para aquellas que nunca antes han estado en riesgo.

Las Directrices sobre el Derecho a la Alimentación facilitan el camino para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Abordar el cambio climática desde políticas inclusivas es clave para erradicar el hambre y la pobreza.

El derecho a la alimentación solo es posible si la voz de las mujeres y niñas se toman en cuentan en la toma de decisiones.

La participación de múltiples partes interesadas es fundamental: ¡convoquemos también a las comunidades locales, pequeños agricultores y consumidores!

Los alimentos han de ser sanos y accesibles tanto para las generaciones presentes como futuras.

La protección vegetal es esencial para asegurar que todos tengamos acceso a alimentos suficientes, asequibles, seguros y nutritivos.

Compartir esta página