FAO.org

Inicio > Apoyo a las inversiones
Apoyo a las inversiones

Invertir en agricultura transforma vidas al reducir el hambre y la pobreza, crear empleos y aumentar la resiliencia de las personas frente los desastres y las crisis. Con el fin de mejorar los medios de subsistencia rurales, elevar los ingresos y proteger el medioambiente, la FAO ayuda a los países a promover un entorno propicio para más y mejores inversiones en  seguridad alimentaria, nutrición y desarrollo agrícola y rural. El apoyo de la FAO incluye la formulación, ejecución, supervisión y evaluación de planes, programas y proyectos de inversiones agrícolas. La FAO asesora a los gobiernos sobre políticas y legislación, facilita el diálogo sobre políticas entre el sector público y el privado, y realiza análisis sectoriales y estudios de cadenas  de valor para apoyar la toma de decisiones relativas a la inversión. Refuerza las capacidades nacionales de inversión agrícola, proporcionando directrices e instrumentos, fortalecimiento institucional y apoyo al aprendizaje. La FAO también recurre  a los mecanismos de financiación, como por ejemplo el Fondo para el Medioambiente Mundial (FMAM), para abordar problemas ambientales y realizar inversiones más sostenibles.

El papel de la FAO en el apoyo a la inversión

Áreas de trabajo


Apoyo a programas de inversión

Asesorar a los países en el diseño, ejecución y evaluación de planes, programas y proyectos de inversiones


Apoyo a políticas de inversión

Facilitar el diálogo sobre políticas entre diversos actores implicados, así como la experiencia técnica para la formulación de políticas


Promoción y Facilitation

Fortalecer las relaciones con los inversores, fomentar asociaciones estratégicas, promover el diálogo para ayudar a los países a tomar mejores decisiones en materia de inversiones


Difusión de conocimientos y aprendizaje

Difundir publicaciones, intrumentos e información estadistica, además de auspiciar redes y eventos de intercambio de conocimiento

Casos de éxito

Gestión de cuencas hidrográficas
La FAO está trabajando junto con el Banco Mundial en la India para ayudar a los gobiernos estatales y federal en el diseño de proyectos de cuencas hidrográficas de nueva generación. Un nuevo proyecto en Karnataka apunta a ampliar y fortalecer los programas gubernamentales con nuevas herramientas, enfoques y medios para incorporar más información científica en la planificación de cabeceras de cuencas hidrográficas, y para crear nexos institucionales eficientes con los programas agrícolas y de empleo rural. El proyecto también busca fortalecer la capacidad de los departamentos y personal interesado para supervisar la actuación de sus servicios y el cambio medioambiental. Basándose en esto, la FAO también estuvo involucrada en el diseño del Proyecto nacional de cuenca hidrográfica de Neeranchal, que busca lanzar y ampliar un apoyo similar en de todo el país para el Programa de gestión integrada de cuencas hidrográficas, de más de 1 000 millones de dólares EE.UU.

Construyendo resiliencia en el Sahel
El Centro de Inversiones está ayudando en el diseño de un proyecto regional financiado por el Banco Mundial, de 250 millones de dólares EEUU, para apoyar el pastoreo en el Sahel y mejorar la resiliencia de los medios de subsistencia de los pastores en áreas transfronterizas y propensas a las sequías en seis países áridos o semiáridos de África occidental: Burkina Faso, el Chad, Malí, Mauritania, el Níger y el Senegal. Con el fin de el diseño, el Centro de Inversiones ha llevado a cabo un inventario de lecciones aprendidas para identificar las actividades que habían probado su eficacia en el apoyo a los grupos de pastores, y en la mejora de la integración regional, con un potencial de efectos derivados significativos. La formación en el puesto de trabajo que se proporcionó a los equipos nacionales para la formulación de documentos de evaluación de proyecto está facilitando el liderazgo y la titularidad nacionales.

Cadenas de valor más eficientes e inclusivas
La FAO ha estado trabajando juntamente con el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD) para desarrollar cadenas de valor más eficientes e inclusivas. En Serbia, introdujeron el uso de indicaciones geográficas para los productos hortícolas, lo que garantiza al consumidor la calidad, el origen y la reputación del producto. Por ejemplo, están trabajando con Nectar, una empresa de jugos líder en los Balcanes occidentales, para desarrollar sellos de origen para productos serbios frescos y procesados, como la guinda. La FAO y el BERD también se están asociando con el Ministerio de Agricultura de Serbia y Carnex, el principal productor de carne del país, para desarrollar sellos públicos de calidad para la carne y los productos cárnicos serbios. Tener ese estatus puede ayudar a los productores a destacar sus productos y mejorar su posición en los mercados nacional e internacionales.