FAO.org

Inicio > Modelo de Evaluación Ambiental de la Ganadería Mundial (GLEAM) > Descripción del modelo
Modelo de Evaluación Ambiental de la Ganadería Mundial (GLEAM)

Descripción del modelo – Aspectos generales

Sistemas de producción ganadera

Rebaño en Etiopía. Los cálculos incorporan parámetros específicos, entre otros, de los rebaños, piensos y especies.

El modelo clasifica los sistemas de producción de acuerdo a las condiciones agroecológicas y del uso de piensos y forrajes. GLEAM distingue tres sistemas de producción para ganado vacuno (sistema de pastoreo, sistemas mixtos y corrales de engorde), dos para el resto de rumiantes (sistema de pastoreo y sistemas mixtos), tres de producción porcina (cría doméstica, intermedio e industrial) y otros tres de producción de pollos (cría doméstica, ponedoras y pollos de engorde). Se consideran también tres zonas agroecológicas: templada (incluye regiones templadas y mesetas tropicales), árida (incluye zonas áridas y semiáridas tropicales y subtropicales) y húmeda (incluye zonas húmedas tropicales y subtropicales). Globalmente, más de 9.000 cadenas de producción teóricas quedan así definidas por combinaciones únicas de producto, país, sistema agrícola y condiciones climáticas.

Análisis de ciclo de vida

El uso de metodologías de análisis de ciclo de vida (ACV) en estudios de impacto ambiental es cada vez más frecuente. El ACV proporciona una imagen completa de los procesos de producción de uno o más bienes, permitiendo identificar las etapas clave donde se generan los impactos más relevantes. Adicionalmente, el ACV puede detectar qué opciones meramente trasladan dichos impactos negativos de una a otra fase, de manera que ofrecen información valiosa para los actores implicados y durante la toma de decisiones.

Fuentes de gases de efecto invernadero y potencial de calentamiento

GLEAM identifica tres grandes áreas de emisiones a lo largo de las cadenas de producción. Las emisiones anteriores a la producción ganadera están relacionadas con la producción, procesamiento y transporte de piensos. La fermentación entérica, la gestión del estiércol y el consumo de energía en la granja constituyen las fuentes de las emisiones relacionadas con la cría de los animales. Por último, las emisiones posteriores a la producción están causadas por el procesamiento y el transporte de los productos animales. GLEAM cubre tres gases de efecto invernadero: dióxido de carbono (CO2), metano (CH4) y óxido de nitrógeno (N2O). La conversión de los dos últimos gases a emisiones equivalentes de CO2 se realiza con el último índice de potencial de calentamiento del IPCC: 298 para N2O y 34 para CH4.