Portal de apoyo a las políticas y la gobernanza
©FAO

Gestión forestal sostenible

Los bosques y los árboles realizan contribuciones vitales tanto para la población como para el planeta, fortaleciendo medios de subsistencia, proporcionando aire y agua limpios, conservando la biodiversidad y respondiendo al cambio climático.

La FAO ayuda a los países a gestionar sus bosques de manera sostenible.

El enfoque de la Organización mantiene en equilibrio los objetivos sociales, económicos y ambientales, de manera que las generaciones actuales puedan cosechar los beneficios de los recursos forestales del planeta a la vez que los conservan para satisfacer las necesidades de las generaciones futuras. Siguiendo este enfoque, la FAO ayuda a los países en sus esfuerzos por abordar las cuestiones normativas relacionadas con los bosques y el cambio climático integrando las consideraciones sobre el cambio climático en políticas y acciones nacionales referentes a los bosques.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el Acuerdo de París han reconocido en gran medida que los bosques son importantes para ayudar a conseguir un desarrollo mundial sostenible. En su intento por mejorar los beneficios socioeconómicos y ambientales de los bosques a escala mundial, la Organización se esfuerza por ofrecer a los países las mejores prácticas disponibles para la gestión forestal sostenible.

Principales mensajes de políticas

·        El área boscosa del mundo se reduce con cada día que pasa. Frenando la deforestación, gestionando los bosques de manera sostenible, restaurando los bosques degradados e incrementando la superficie forestal mundial, se pueden evitar consecuencias que podrían ser peligrosas para el planeta y sus habitantes. Los gobiernos tienen que fomentar un enfoque integral que promueva las ventajas de los bosques y los árboles, implicando a todas las partes interesadas. Integrar los enfoques agrícolas y territoriales en las políticas y programas forestales es básico para abordar las causas de la deforestación y la degradación de los bosques, así como para aumentar la contribución de los bosques y los árboles a unas áreas agroforestales sostenibles y a los ODS.

·        La política forestal puede ser un instrumento eficaz para conseguir la seguridad alimentaria y reducir la pobreza. Integrar datos comprobados de tipo socioeconómico y de la gestión de los recursos naturales en la formulación de políticas forestales puede favorecer una combinación de objetivos políticos que contribuya a conseguir soluciones equilibradas para incrementar la producción alimentaria, generando empleo e ingresos, ampliando la cubierta forestal y fomentando múltiples beneficios.

·        Las políticas y las prácticas forestales basadas en una gestión forestal sostenible no solo deberían mejorar la resiliencia de los ecosistemas forestales al cambio climático, sino también servir de base para la adaptación al cambio climático y la mitigación de este, aportando las ventajas de un paisaje sostenible continuo y un nexo tanto para las comunidades rurales como para las urbanas. Por lo tanto, estas prácticas y políticas son esenciales para un planeta sano y productivo en el futuro.

·        Para integrar los bosques y los árboles en estrategias de desarrollo sostenible, se necesitan asociaciones efectivas y la implicación de la sociedad. El entorno propicio necesario debe contar con marcos jurídicos claros y medidas políticas coherentes. Las políticas y los programas forestales basados en datos comprobados mejoran una entrega equilibrada de los beneficios ambientales y socioeconómicos de los bosques y los árboles, y pueden aprovechar las contribuciones de los primeros a la consecución de varios ODS, objetivos de cambio climático y los objetivos forestales mundiales.

·        La FAO presta apoyo activo y orientación a los procesos de elaboración, implementación y revisión de políticas forestales de los países a nivel nacional y regional, mejorando así las soluciones basadas en bosques y árboles en la gestión del paisaje agrícola, rural y urbano, lo que puede solucionar efectivamente el triple desafío de la seguridad alimentaria, energética y climática. Esto ofrece posibilidades para un crecimiento sostenible.

Recursos destacados

Compartir esta página