Portal de apoyo a las políticas y la gobernanza
©FAO

Ganadería sostenible

La demanda de alimentos de origen animal en los países de ingresos medios y bajos se ha más que cuadriplicado entre 1970 y 2012, y el crecimiento demográfico, la urbanización, el aumento de ingresos y la globalización siguen nutriendo esta "revolución ganadera". Aunque los sistemas de cría de ganado apoyan los medios de vida de millones de personas y contribuyen a unas dietas saludables y a la resiliencia, el rápido crecimiento de la producción y del comercio ha aumentado tanto los riesgos como las oportunidades. Son preocupantes, en particular, las amenazas para la salud humana y animal, el bienestar de los animales y el medio ambiente.

Se necesitan políticas fuertes en el sector ganadero para optimizar la contribución de este a la consecución de numerosos objetivos de desarrollo sostenible.

LSe necesitan políticas fuertes en el sector ganadero para optimizar la contribución de este a la consecución de numerosos objetivos de desarrollo sostenible.

Para fomentar la ganadería sostenible, la Organización trabaja con gobiernos, el sector privado, organizaciones de investigación, la sociedad civil, grupos comunitarios, otras organizaciones intergubernamentales y donantes.

Principales mensajes de políticas

·        La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas debería reconocerse como el marco general que guíe el desarrollo del sector ganadero mundial.   .

·        En enero de 2018, los ministros que asistieron al Foro Mundial sobre la Alimentación y la Agricultura destacaron cuatro factores de la sostenibilidad para mejorar las sinergias y gestionar las contrapartidas a la hora de fortalecer las políticas ganaderas::

  • Reconocer la contribución de la ganadería a la seguridad alimentaria y nutricional.
  • Optimizar la contribución de la ganadería a los medios de subsistencia y al crecimiento económico.
  • Proteger la salud y el bienestar de los animales, así como la salud pública en lo referente a la ganadería; en particular, eliminando el uso inapropiado de los antimicrobianos en la producción ganadera, que agrava los problemas de la resistencia a estos medicamentos.
  • Minimizar los efectos negativos de la ganadería en el clima y en el uso de los recursos naturales. A tal fin, en la Conferencia COP25, celebrada en diciembre de 2019, la FAO recomendó cinco áreas de acción práctica para conseguir una producción ganadera sostenible y con bajas emisiones de carbono.

Recursos destacados

Compartir esta página