FAO.org

Inicio > Producción y productos avícolas > Producción > Manejo y alojamiento
Producción y productos avícolas

Manejo y alojamiento

Las aves de corral, para maximizar su potencial genético de producción de carne o huevos, necesitan un entorno que satisfaga sus necesidades fisiológicas, esto incluye: i) un entorno físico adecuado en cuanto a temperatura, humedad, ventilación y las superficies en donde viven; ii) los alimentos y el agua adecuados; iii) un grado de exposición mínimo a los organismos patógenos; y iv) la no exposición al estrés derivado del entorno físico y social. Los factores que influyen estos elementos están determinados en buena medida por el alojamiento y el manejo de las aves. 

En los países en desarrollo, a las aves de razas autóctonas de pequeñas parvadas que se alimentan en parte con desechos, normalmente se las aloja en alojamientos  nocturnos sumamente rudimentarios construidos con materiales locales como paja, madera, ladrillos de adobe y/o bambú. La mayoría de las aves para carne de razas mejoradas o aves ponedoras objeto de transacciones comerciales en pequeña escala también se crían en alojamientos sencillos construidos con materiales locales, pero en este caso las aves normalmente se crían en confinamiento y se alimentan con dietas compuestas. A medida que la producción comercial va evolucionando hacia mediana y gran escala, se va utilizando una mayor proporción de materiales y equipo importados, junto con una mayor mecanización y automatización. Un elemento fundamental de este cambio es el paso de la ventilación natural a la ventilación mecanizada y automatizada con ventiladores.

Sea cual sea el sistema de producción, todos los procedimientos de manejo de parvadas adultas ‑durante la incubación y la eclosión, la cría de los pollitos y de la parvada destinada a la producción de carne y de aves ponedoras‑ deberían centrarse en satisfacer las necesidades fisiológicas de las aves en todas las fases de su vida proporcionándoles un entorno físico ideal, reduciendo al mínimo su exposición a las enfermedades, satisfaciendo las necesidades sociales y de comportamiento de las aves, y dándoles agua fresca y pienso de buena calidad, que satisfagan la totalidad de sus necesidades en nutrientes.