Comercio y mercados
 > Economic > Comercio y Mercado > Publicaciones > Seguimiento del Mercado del Arroz (SMA)
 

Seguimiento del Mercado del Arroz de la FAO (SMA)

En el Seguimiento del Mercado del Arroz de la FAO (SMA) se proporciona un análisis de las novedades más recientes en el comercio mundial del arroz, incluidas las perspectivas a corto plazo. Actualmente la revista se publica solamente en inglés, pero se facilitan resúmenes de los hechos más salientes en español y francés. En el Informe FAO de Actualización de Precios del Arroz se proporcionan precios actualizados de exportación para el arroz en los principales países exportadores.


Seguimiento del mercado del arroz, Julio de 2015

RESUMEN

La campaña de 2015 ya está muy avanzada al sur del ecuador, mientas que se aproxima a un período crítico en el hemisferio norte, donde las condiciones climáticas que se registren en julio y agosto, en particular las precipitaciones, influirán en gran medida en los rendimientos de los cultivos principales, así como también el volumen de agua disponible en los embalses para la producción de la mayoría de cultivos secundarios de regadío. Basándose en la información disponible sobre las siembras y las previsiones meteorológicas para los próximos meses, la FAO ha rebajado su pronóstico de abril relativo a la producción mundial de arroz cáscara en 2015 en alrededor de 0,7 millones de toneladas a 749,1 millones de toneladas. La revisión tiene en cuenta principalmente las condiciones meteorológicas adversas en varios países, en forma de precipitaciones tardías e insuficientes, asociadas a menudo a la prevalencia de una anomalía de El Niño y que probablemente perduren hasta comienzos del próximo año. En términos absolutos, los países más afectados por el descenso de las perspectivas fueron la India, la República Democrática de Corea, Filipinas, Nepal, Tailandia y Viet Nam. Fuera de Asia, los pronósticos de las cosechas se rebajaron sustancialmente en el caso de los Estados Unidos, pero también de Cuba. Sólo una parte de la revisión a la baja fue compensada por la mejora de las expectativas de producción, en especial en China, Indonesia y el Pakistán, pero también en la Argentina, el Brasil, el Chad, Mozambique, el Perú, Senegal y el Uruguay.

Con 749,1 millones de toneladas (499,3 millones de toneladas de arroz elaborado), se prevé que la producción mundial de arroz se recupere en un 0,9 por ciento (7,3 millones de toneladas de arroz cáscara) con respecto a 2014, cuando el bajo nivel de precipitaciones y otros contratiempos climáticos perjudicaron la campaña. El incremento se deberá principalmente al crecimiento en Asia, donde es posible que la producción arrocera se acerque a los 678 millones de toneladas, es decir, 1,1 por ciento más que el año anterior. El aumento del pronóstico se debe sobre todo a Indonesia, que ahora se prevé oficialmente que recogerá una cosecha sin precedentes a pesar del difícil comienzo de la campaña, y a China, donde la campaña está progresando satisfactoriamente. Según los pronósticos actuales de otro monzón poco promisorio, se prevé que la producción de la India se recupere sólo parcialmente de las pérdidas experimentadas en 2014. Las perspectivas actuales también apuntan a aumentos de producción en la República Islámica del Irán, Malasia, Myanmar, Sri Lanka, Tailandia, Timor Leste y Turquía; en cambio, señalan una contracción en Bangladesh, la Provincia china de Taiwán, la República de Corea, la República Popular Democrática de Corea, Filipinas, Nepal, el Pakistán y Viet Nam, debido a la combinación de un tiempo desfavorable y precios poco atractivos. En África, la producción se cifra en 28,7 millones de toneladas (18,8 millones de toneladas de arroz elaborado), esto es, superior en 1 por ciento al rendimiento generalmente bueno de 2014. Se prevé que la mayoría de los aumentos en 2015 se concentrarán en los países de África occidental, donde el sector debería de seguir creciendo, salvo contratiempos importantes, y en Madagascar, a pesar de algunas dificultades relacionadas con el tiempo. Los aumentos en estos países compensarán con creces las reducciones previstas en Egipto y Nigeria. En las Américas, la campaña de 2015 está ya bien avanzada en América Latina y el Caribe, donde la producción debería de aumentar en un 2,4 por ciento, situándose en 28,4 millones de toneladas (19,0 millones de toneladas de arroz elaborado), con respecto a 2014, cerca de 0,5 millones de toneladas más que lo previsto en abril. Las perspectivas positivas reflejan las previsiones de crecimiento en América del Sur, donde, tras un comienzo difícil, las condiciones meteorológicas han sido favorables, especialmente en el Brasil, Colombia, Paraguay y el Perú. Es probable que el resultado de la campaña sea menos positivo en América Central y el Caribe, donde las condiciones de sequía pueden empeorar como consecuencia de la persistencia de El Niño. Las perspectivas tampoco son positivas en los Estados Unidos, donde la producción puede disminuir en un 6 por ciento con respecto al año anterior debido a unos precios menos atractivos y a la sequía que hace cuatro años afecta a California. En Europa, se prevén buenas cosechas en la UE y la Federación de Rusia, a diferencia de Oceanía, donde los limitados suministros de agua de Australia afectaron a las siembras y redujeron la producción en un 12 por ciento.

La FAO ha aumentado su pronóstico relativo al comercio mundial de arroz en el año civil 2015 a 42,0 millones de toneladas (arroz elaborado), un volumen superior en casi 700,000 toneladas a las expectativas del mes de abril. Por el lado de las importaciones, la revisión tiene en cuenta principalmente unos envíos mayores de lo previsto a Bangladesh, Colombia y Filipinas que reflejan, en los dos primeros países, un acelerado ritmo de afluencias en los primeros meses del año, y en Filipinas, los esfuerzos del Gobierno por reponer sus reservas en previsión de posibles déficits de producción a causa de El Niño. En su conjunto, estos cambios compensan con creces los pronósticos de una reducción de las importaciones en la República Islámica del Irán, el Yemen y Nigeria. En cuanto a las exportaciones, la revisión en el total mundial refleja la mejora de las perspectivas de la India, cuyo ritmo de entregas se ha mantenido constante en el primer trimestre del año, lo que compensa con mucho las previsiones menos optimistas con respecto a las ventas de Tailandia y Viet Nam.

Con el pronóstico actual de 42,0 millones de toneladas, los envíos mundiales de arroz en 2015 se sitúan un 2 por ciento por debajo del nivel sin precedentes de 2014, o cerca de 800 000 toneladas menos. La prevista contracción del comercio se debería principalmente a reducción de la demanda, como consecuencia de las cosechas generalmente buenas registradas en los principales países importadores de arroz. El descenso previsto también refleja la imposición por parte de algunos gobiernos de medidas protectoras, ante la preocupación de que las importaciones a bajo costo perjudiquen la producción local. La reducción de las importaciones mundiales en 2015 debería atribuirse en gran parte a los países asiáticos, en particular a Bangladesh, Indonesia, Sri Lanka y Timor Leste. También se prevé que las compras por parte de los países africanos disminuyan, debido a las devaluaciones de las monedas y al elevado volumen de existencias remanentes derivadas de las amplias importaciones de 2014. En otras partes del mundo, la demanda de importación debería de mantenerse estable en América Latina y el Caribe, respaldada por las cuantiosas compras de Colombia, Cuba, Haití y Panamá. La fuerte demanda interna también puede mantener los envíos de arroz a Europa y América del Norte en niveles superiores a la media, mientras que el previsto aumento de las importaciones de Oceanía se explica por el déficit de la producción de Australia. Desde el lado de la oferta, la prevista contracción de las exportaciones mundiales en 2015 afecta principalmente a la India, donde el aumento de las necesidades internas y los decepcionantes resultados de la producción en 2014 pueden dar lugar a una reducción de los suministros para la exportación. Asimismo, los envíos oficiales de Viet Nam pueden disminuir y alcanzar sus niveles más bajo en seis años debido a la fuerte competencia con otros importantes proveedores. Además, los limitados suministros o los precios no competitivos deberían de reducir las exportaciones de la Argentina, el Brasil, el Uruguay y de Australia. En cambio, los envíos de Tailandia deberían de mantenerse en torno a los 10. 9 millones de toneladas en 2015, es decir, sin modificaciones respecto al año anterior a pesar de  los resultados relativamente insatisfactorios de la campaña de 2014, debido a que este año la subasta de arroz de las cuantiosas existencias públicas reducirá la limitación de los suministros. Por otro lado, las exportaciones de Camboya, China (continental), Ecuador, los Estados Unidos, la Federación de Rusia, Guyana, Myanmar, el Pakistán, Paraguay y la Unión Europea pueden aumentar.

Los pronósticos relativos a la utilización mundial de arroz en 2015/16 han aumentado en 1,5 millones de toneladas desde abril, situándose en 507,2 millones de toneladas (arroz elaborado), ante las expectativas de un aumento de la utilización del arroz para piensos y otros usos industriales con respecto al último informe. El nivel revisado implicaría un aumento de 6,9 millones de toneladas. Se espera todavía que gran parte del crecimiento previsto del consumo mundial de arroz en 2015/12 se sustente en el  mayor consumo humano de arroz. El consumo humano mundial, con un nivel previsto de 419,6 millones de toneladas, superaría en 5,8 millones de toneladas los niveles del año anterior, es decir, suficiente para mantener la estimación del consumo humano per cápita estable en 57,4 kilogramos por persona.

El pronóstico relativo a las existencias remanentes mundiales en 2016 se ha rebajado desde abril en 1,6 millones de toneladas, situándose en 169,4 millones de toneladas (arroz elaborado). A nivel de países, la mayor revisión a la baja corresponde a la India, pero también a Bangladesh, la República Islámica del Irán, Nepal, Tailandia, los Estados Unidos y Viet Nam. Según las previsiones actuales, las existencias mundiales de arroz en 2016 se situarán en 7,8 millones de toneladas por debajo de sus volúmenes iniciales, es decir, el segundo año consecutivo de descenso tras nueve años de acumulación ininterrumpida, pero todavía superior a los niveles anteriores a 2013. Como reflejo de estas tendencias, se prevé que la relación mundial entre las existencias y la utilización disminuya a 32,8 por ciento en 2015/16, inferior al 34,9 por ciento del año anterior. Sin embargo, dado que la mayor parte de la descarga de las existencias se concentrará en los cinco principales países exportadores, la relación entre las existencias y su desaparición disminuirá de manera más pronunciada, pasando de 23,2 por ciento en 2014/15 a 19,0 por ciento en 2015/16, su nivel más bajo desde 2007/08.

Los precios internacionales del arroz siguieron debilitándose en el segundo trimestre de 2015, como lo refleja el índice de precio de la FAO para todos los tipos de arroz (2002-2004=100) que disminuyó en un 3 por ciento con respecto a los valores de marzo situándose en 213 puntos en junio. Con respecto a los diferentes segmentos del mercado del arroz, la tendencia al debilitamiento de los precios fue más pronunciada en el mercado del arroz fragante, como consecuencia de la combinación de un escaso interés de compra y las  cuantiosas disponibilidades para la exportación derivadas de unas cosechas extraordinarias. Las tendencias son más desiguales en el segmento del arroz de grano largo, con una escasez de nuevas ventas que da lugar a una disminución del 3 por ciento del índice del índica de calidad superior, mientras que la combinación de unos limitados suministros de arroz quebrado y la fuerte demanda interna en algunos de los principales orígenes sustentan las cotizaciones del arroz índica de calidad inferior, manteniendo los respectivos índices en niveles cercanos a los de marzo con 188 puntos.  Entretanto, el escaso interés de compra prolongó la tendencia al debilitamiento de los precios del arroz de grano medio/corto en el segundo trimestre, a pesar de  las perspectivas de unas cosechas reducidas en este segmento.

SMA Julio de 2015

Descargue el documento

Documentos