FAO.org

Inicio > Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM)
Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM)


El programa SIPAM

Características y criterios

Seguridad alimentaria y de los medios de subsistencia

Biodiversidad y funciones ecosistémicas

Sistemas de conocimiento y tecnología tradicional adaptada

Cultura, sistemas de valores y organizaciones sociales (Agri-cultura)

Paisajes extraordinarios, manejo de recursos naturales (tierras y agua)

Alrededor del mundo existen sistemas agrícolas y ambientes específicos basados en prácticas sostenibles de gestión de los diversos recursos naturales adaptadas a las condiciones locales, que han sido creados, modelados y mantenidos por innumerables generaciones de agricultores y pastores.

Basados en el conocimiento local y la experiencia ancestral, estos sistemas ingeniosos agro-culturales reflejan la evolución de la humanidad, la diversidad de su conocimiento y su profunda relación con la naturaleza. Estos sistemas han resultado en paisajes extraordinarios, en el mantenimiento y la adaptación de la biodiversidad agrícola de importancia mundial, con una serie de sistemas de conocimiento nativos y ecosistemas resilientes. Principalmente, dichos sistemas han demostrado ser capaces de asegurar la provisión sostenible de múltiples bienes y servicios, alimentos y seguridad de los medios de subsistencia, además de calidad de vida para millones de pequeños agricultores.

Para salvaguardar y sostener a los sistemas del patrimonio agrícola mundial, la FAO creó en el año 2002 un amplio programa para la conservación y manejo adaptativo de los Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM).  El programa SIPAM promueve la comprensión, la toma de conciencia y el reconocimiento nacional e internacional de los sitios de patrimonio agrícola. Proponiéndose alcanzar la salvaguarda de los bienes y servicios sociales, culturales, económicos y ambientales que estos sistemas proveen a los agricultores familiares, pequeños productores, pueblos indígenas y comunidades locales, la iniciativa fomenta un enfoque integrado combinando agricultura sostenible y desarrollo rural.