FAO.org

Inicio > Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura > Noticias > News Detail sp
Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura

10th Aniversario del Depósito global de semillas de Svalbard

28/02/2018

Ahorrando semillas para el futuro

Svalbard, Noruega, 26 de febrero de 2018 – Políticos, genetistas, científicos y expertos internacionales de todo el mundo se reunieron hoy en una enorme montaña noruega para celebrar el décimo aniversario del Depósito mundial de semillas ubicado en Svalbard, Noruega. Dentro de la icónica estructura en forma de cuña construida en una montaña, se encuentran más de 1 millón de muestras de diferentes cultivos de casi todos los países del mundo, la mayor colección de biodiversidad agrícola. Este material de semillas, también conocido como recursos fitogenéticos, constituye la base de casi todos nuestros alimentos.

La mayoría de las semillas almacenadas en Svalbard son de cultivos que forman parte del Sistema Multilateral del Tratado Internacional sobre Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura, que permite a los países miembros acceder e intercambiar semillas e información a través de las fronteras.

“La bóveda mundial de semillas de Svalbard es como ‘la caja fuerte que constituye el último recurso' cuando se trata de salvar las semillas de nuestros cultivos que forman la base de la seguridad alimentaria y la nutrición en el futuro ", dijo Kent Nnadozie, Secretario del Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura de la FAO, subrayando la relación inextricable entre el depósito mundial de semillas y el Tratado Internacional. "El Depósito mundial de semillas proporciona al mundo un plan vital de respaldo, mientras que el Tratado Internacional ayuda a los países miembros a intercambiar semillas e información para mantener la biodiversidad en los campos de los agricultores. De esta manera, el Tratado Internacional ayuda a conservar la biodiversidad desde el nivel local hasta el mundial".

El Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura, que entró en vigor en 2004, dió el impulso al gobierno de Noruega para proceder al establecimiento del Depósito mundial de semillas y establece el marco de gobernanza internacional para la conservación de las semillas.

Establecida en 2008, el Depósito mundial de Semillas de Svalbard es una creación de visionarios fitogenéticos que sintieron que era esencial para el mundo tener un 'plan de respaldo' para nuestros cultivos alimenticios, almacenados en un ambiente seguro y controlado (-18 grados Celsius) / - 0.4 grados Fahrenheit), para asegurar su conservación y futura disponibilidad, particularmente en caso de desastres naturales o provocados por el hombre. Las semillas en la bóveda mundial de semillas de Svalbard siguen siendo propiedad soberana de los depositantes que sellan los contenedores en el depósito, y son los únicos que pueden acceder a ellos nuevamente. Estos depósitos son copias de seguridad del material de bancos de semillas de todo el mundo. El Depósito mundial de semillas puede almacenar hasta 4,5 millones de muestras, y está diseñada para preservar las semillas, manteniéndolas viables para la regeneración durante décadas, incluso los siglos por venir.

Un ejemplo reciente de cómo este sistema de "respaldo" ha ayudado es el de Siria: el Centro Internacional de Investigación Agrícola en las Zonas Áridas  (ICARDA) rescató miles de muestras de semillas de bancos de germoplasma en Alepo y las llevó a la bóveda de semillas en Svalbard para la custodia durante el conflicto violento en Siria. Algunas de estas semillas se retiraron más tarde (en septiembre de 2017) para la regeneración, y las copias de un número significativo de ellas ya han sido enviadas nuevamente a la bóveda.

El Depósito mundial de semillas de Svalbard fue construido por el Gobierno noruego a un costo inicial de aproximadamente nueve millones de dólares de EE.UU. y se rige por un acuerdo tripartito entre el Gobierno de Noruega, el Nordic Genetic Resources Centre (NordGen, en inglés) y el Fondo Mundial para la Diversidad de Cultivos (Global Crop Diversity Trust, en inglés).

Compartir esta página