FAO.org

Inicio > En acción > Programa de Cooperación Internacional Brasil-FAO > Proyectos > Alimentación escolar
Programa de Cooperación Internacional Brasil-FAO

Fortalecimiento de los Programas de Alimentación Escolar en el ámbito de la Iniciativa América Latina y Caribe Sin Hambre 2025

La experiencia brasileña del Programa Nacional de Alimentación Escolar (PNAE) a lo largo de más de 60 años ha sido reconocida, en especial por los países en desarrollo, como una referencia de programa sostenible, de calidad y de avances y retos, lo que posibilita ofrecer soporte necesario a los países de América Latina y el Caribe.

Los aprendizajes brasileños en alimentación escolar fueron construidos a partir de algunos elementos fundamentales como cobertura de la atención; sistematización y continuidad de oferta; calidad de los alimentos ofrecidos en la escuela; amplio reglamento del programa; recomendaciones nutricionales; control social; adquisición de alimentos de la agricultura familiar; construcción de sistemas presenciales y virtuales de acompañamiento; monitoreo y evaluación; gestión descentralizada; mecanismos y herramientas de educación alimentar y nutricional por medio de huertos escolares, entre otros. El alcance de su ejecución colaborativa cuenta con la participación de 5.570 municipios y 27 estados, asistiendo a 43 millones de estudiantes/día en los 200 días lectivos.

El PNAE también destaca el paradigma de alimentación escolar como parte del derecho humano a la alimentación, lo que lleva a la discusión los procesos de asistencia alimentar aún presentes en muchos países.

El proyecto

En el marco del acuerdo de cooperación internacional (Programa de Cooperación Internacional Brasil-FAO), firmado en 2008 entre el Gobierno de la República Federativa de Brasil y FAO, se elaboró en el año siguiente, 2009, el proyecto regional que busca fortalecer la oferta de alimentación escolar en países de América Latina y el Caribe con la finalidad de promover la formulación y la implementación de programas de alimentación escolar sostenibles, a partir de la experiencia brasileña.

La cooperación técnica internacional en alimentación escolar llevada a cabo por parte de Brasil, representada por el Fondo Nacional de Desarrollo de la Educación de Brasil (FNDE) y la Agencia Brasileña de Cooperación (ABC), cuenta con el importante protagonismo de FAO en el incremento de la estrategia y con el apoyo de socios importantes que comparten sus experiencias y contribuyen para fortalecer la búsqueda hacia la sostenibilidad. El rol principal es la socialización de conocimientos, de experiencias exitosas, contribuyendo para la capacitación de recursos humanos, para el fortalecimiento de las instituciones de los países cooperantes y de sus políticas.

AMPLIACIÓN DE LA EJECUCIÓN

El proyecto Fortalecimiento de los Programas de Alimentación Escolar inició en 2009 en cinco países. Sus acciones se ampliaron a lo largo de los años de ejecución alcanzando 17 países. Actualmente, es llevado a cabo actividades en 13 países de la región: Belice, Costa Rica, El Salvador, Granada, Guatemala, Guyana, Honduras, Jamaica, Paraguay, Perú, República Dominicana, Santa Lucia, Saint Vicente y Granadinas.

ESTRATEGIAS DE SOSTENIBILIDADE DE LAS ACCIONES

  • Articulación entre los diversos sectores del gobierno;
  • Fortalecimiento de las capacidades institucionales de gestores y técnicos;
  • Elaboración de marcos legales para implementación de la alimentación escolar;
  • Garantía de la oferta de alimentación escolar como derecho humano, política social y de Estado;
  • Articulación y consolidación de la política de alimentación escolar como un mercado público para compra de alimentos a la agricultura familiar;
  • Participación de la sociedad civil y del parlamento;
  • Promoción del control social.

METODOLOGÍA DESARROLLADA

Inclusión de los países: los países interesados envían al gobierno brasileño sus solicitudes que son analizadas y aprobadas por el Comité Directivo, conformado por FNDE, ABC y FAO.

Articulación institucional: la primera estrategia metodológica es promover la sensibilización y articulación de las autoridades locales, gestores técnicos de los ministerios involucrados en el tema, bajo el principio de que la alimentación escolar necesita ser planeada y ejecutada de manera intersectorial y articulada con otras políticas locales.

Constitución de Comité Técnico local: los comités técnicos locales son conformados por puntos focales del gobierno y de FAO, nombrados por los ministros y/o autoridades locales, para gestión y supervisión de las actividades propuestas y aprobadas. El Comité Técnico de cada país se reúne periódicamente, bajo el liderazgo del punto focal de la Cooperación Brasil-FAO para AE en los países y del coordinador regional del proyecto. Además, cuenta con el apoyo de otros especialistas.

Elaboración de Programas Operativos Anuales (POA) regional y nacional: para organización de las acciones del proyecto son elaborados Planes Nacionales y Plan Operativo Anual regional (POA). El POA regional prevé acciones ejecutadas por la coordinación del proyecto para asegurar el intercambio de experiencias entre países, el desarrollo general del tema en la región y la producción de informes gerenciales y de buenas prácticas. Los POA nacionales son elaborados por los comités técnicos locales de cada país y sus acciones se realizan bajo la responsabilidad de este Comité. Ambos Programas son sometidos a la aprobación y sus actividades propuestas deben estar en consonancia con la solicitud real de cada país, respetando su realidad y soberanía.

Reuniones sistemáticas del Comité Técnico Local: el proyecto estimula la realización de reuniones sistemáticas del Comité Técnico de los países participantes para elaborar y acompañar la ejecución de las actividades previstas, así como buscar soluciones a los inconvenientes que se presenten.

Principales actividades desarrolladas y resultados

Implementación de Escuelas Sostenibles: la experiencia de Escuelas Sostenibles fue diseñada para establecer una referencia de implementación de PAE sostenibles, especialmente a partir de actividades como el involucramiento de la comunidad educativa; la adopción de menús escolares saludables y culturalmente adecuados elaborados a partir de un Plan Nutricional y la realización del Estudio del Estado Nutricional de los Estudiantes (EENE); la implementación de huertos escolares pedagógicos; la reforma de cocinas, comedores, bodegas; y la compra directa de productos a la agricultura familiar para la alimentación escolar.

Curso online Alimentación Escolar: Desarrollo de Programas Sostenibles a partir del caso brasileño: es direccionado a gestores y profesionales que actúan en Programas de Alimentación Escolar, en el área de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SAN), agricultura, profesores y estudiantes de áreas relacionadas (nutrición, educación, agricultura, otros) y personas interesadas en el tema.

Asesoramiento técnico para educación alimentar y nutricional: el proyecto ofrece pequeños cursos presenciales. En los países, ha sido adoptada la estrategia de difusión de huertos escolares como una herramienta pedagógica y favorecedora de la implementación de acciones de educación alimentaria y nutricional.

Intercambio de experiencias y conocimientos: el uso compartido e intercambio de experiencias es una importante estrategia para presentar los avances en las actividades ejecutadas o en la política de alimentación escolar llevada a cabo en los países.

Estudios nacionales y panorama regional: en el ámbito del proyecto se llevaron a cabo estudios acerca de tema alimentación escolar y las posibilidades de compra directa de la agricultura familiar en ocho países de América Latina y, en Costa Rica y República Dominicana. Estos estudios han sido utilizados como insumo para tomadores de decisiones de la región ya que sistematizaron la realidad de la política AE, lo que ha despertado el interés de otras organizaciones internacionales, gobiernos, ONG y parlamentarios acerca del tema.

PRINCIPALES RESULTADOS

  • Establecimiento de PAE sostenibles bajo el paradigma del derecho humano a la alimentación;
  • Garantía de la oferta de alimentación escolar como política social y de estado, desarrollada por medio de programas continuos, sistemáticos, con recursos garantizados por los gobiernos y participación de diversos actores;
  • Fortalecimiento de capacidades institucionales de los gestores y técnicos que actúan en la política de AE;
  • Articulación de esa política con otras políticas, programas y acciones que fortalezcan la seguridad alimentaria en los países socios;
  • Consolidación de la política de alimentación escolar como un mercado público para compra de alimentos a la agricultura familiar, producidos localmente;
  • Socialización de experiencias exitosas para el fortalecimiento del debate sobre alimentación escolar, en el ámbito de las políticas educacionales de seguridad alimentaria y nutricional;
  • Promoción la educación alimentaria y nutricional como componente curricular, utilizando el huerto escolar como herramienta pedagógica;
  • Participación de otros sectores de la sociedad como sociedad civil (por medio de ONG), asociaciones, cooperativas y del parlamento (por medio de la gestión articulada de leyes y otros marcos legales);
  • Promoción del control social por medio de la participación activa de las comunidades escolares locales.