Programa de Cooperación Internacional Brasil-FAO
©FAO/Max Toranzos

+Algodón

Se estima que alrededor de 350 millones de personas en todo el mundo realizan actividades económicas relacionadas con el algodón, uno de los 20 commodities más importantes del mercado mundial en términos de su valor. 

En América Latina, la producción algodonera es desarrollada en muchos países por agricultores y agricultoras familiares. En la campaña 2017/18, fueron sembradas en la región 13,4 millones de hectáreas, representando 17,7 millones de toneladas de fibra producidas por pequeños y grandes agricultores (ICAC, 2020). 

Según informaciones obtenidas por el proyecto +Algodón, en 2019, fueron contabilizados 131.500 los agricultores productores de algodón en la región, de los cuales un 77% son agricultores familiares. 

En la región latinoamericana, el cultivo de algodón se remonta a miles de años de antigüedad y es uno de los cultivos agrícolas más importantes del mundo, representando un rubro importante en el sustento de millones de familias agricultoras por medio de la generación de empleo e ingresos, además de contribuir de gran manera a la seguridad alimentaria especialmente en países en desarrollo. 

Para impulsar el desarrollo sostenible de la cadena algodonera en la región, el Gobierno de Brasil, por medio de la Agencia Brasileña de Cooperación, del Ministerio de Relaciones Exteriores (ABC/MRE), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) y siete países socios - Argentina, Bolivia, Ecuador, Colombia, Haití, Paraguay y Perú - han sumado esfuerzos para la implementación del proyecto +Algodón. Iniciado en el 2013, hasta el momento esta iniciativa de cooperación sur-sur trilateral ya invirtió más de USD 10 millones en acciones regionales y en los países con recursos financieros del Instituto Brasileño del Algodón (IBA) y recurso técnicos y humanos de las instituciones socias, brasileñas y de los países. 

Por medio de esta Cooperación Sur-Sur Trilateral, son generadas oportunidades para el intercambio de conocimientos y experiencias, fomento para el acceso a mercados, promoción de innovaciones tecnológicas y de gestión de la agricultura, en una perspectiva de sistemas agroalimentarios, donde los sistemas diversificados de producción contribuyen a la seguridad alimentaria y nutricional de la familias algodoneras de los territorios más rezagados. Además de ser una oportunidad para negocios innovadores en los países socios. 

Para eso, el +Algodón moviliza una red regional de más de 70 instituciones del sector público y privado, sumando esfuerzos para hacer que la cadena de valor del algodón sea competitiva, y se posicione como un rubro clave en la región para promover mejores condiciones de vida a las familias agricultoras.

Algodón sostenible

El proyecto +Algodón promueve los sistemas de producción sostenibles e inclusivos, desde una mirada integral de la cadena de valor del algodón para la promoción del desarrollo rural mediante el fomento de la agregación de valor, el comercio justo y el impulso del sistema agro textil.   

Diversidad de socios estratégicos

En esta cooperación internacional son diversos los actores que están involucrados brindando asistencia técnica para fortalecer la cadena de valor del algodón en los países socios. Representantes de los gobiernos, extensionistas, investigadores, academia y representantes de gremios de agricultores y sector textil: todos trabajan juntos para impulsar no solamente la producción algodonera sino también fortalecer sus conocimientos, promover innovaciones tecnológicas y apoyar en la ampliación de espacios de comercialización de la fibra y de los productos transformados, como artesanías, entre otros coproductos del sistema de producción de la agricultura familiar. 

Para eso, son generados estudios de análisis y buenas prácticas; visitas de campo; capacitaciones presenciales y virtuales; entrega de insumos como semillas; y generación de nuevas tecnologías adaptadas a la agricultura familiar algodonera como maquinarias, entre otros. 

La innovación tecnológica ocupa un rol central en las acciones del proyecto +Algodón en los países socios. Entre los ejemplos están el uso de drones en Ecuador, el prototipo de maquinaria desarrollada por Embrapa, cosecha mecanizada en Perú, la plataforma Lazos para Asistencia Técnica y Extensión Rural y capacitación en Paraguay, las desmotadoras de algodón en Paraguay y Ecuador, entre otros.  

Por medio de sus acciones, +Algodón busca contribuir a la seguridad alimentaria; la erradicación de la pobreza rural y el hambre, la promoción de la igualdad de género y autonomía de la mujer agricultora; el trabajo decente; el reconocimiento de los pueblos indígenas y su relación con el algodón nativo, y el crecimiento económico, producción y consumo responsables, metas que integran los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). 

Mujeres algodoneras

El importante rol que cumplen las mujeres rurales algodoneras es uno de los ejes transversales del proyecto, tomando en cuenta las múltiples contribuciones que estas  mujeres ofrecen no solamente en el cultivo del algodón o crianzas de animales sino también en la transformación, por medio de la actividad de artesanía y comercialización, así como en la seguridad alimentaria de sus familias, con los cultivos alimentarios consorciados. 

Además del enfoque de género, el proyecto +Algodón cuenta con otros importantes ejes transversales como pueblos originarios, juventud rural y cambio climático, por la importancia que tienen en el desarrollo rural en los países socios. 

Mercados y cadenas de valor

Para ampliar las oportunidades de comercialización de los agricultores productores de algodón, el proyecto +Algodón ha desarrollado diversas acciones regionales y en los países para impulsar los productos y coproductos del “sistema agro textil”, partiendo de experiencias de campo y comerciales. El objetivo es conectar estos agricultores a mercados sostenibles, rescatando el valor intrínseco de la agricultura familiar, y posibilitando la generación de ingresos. Las acciones buscan por: gestionar la oferta del sistema algodonero para fortalecer las cadenas de valor en los países socios del +Algodón motivando, fomentando la participación del sector privado para la articulación de clúster productivos. 

Acciones en desarrollo: 

Táctica de choque: perfilar negocios a la venta. 

  • Oportunidades comerciales para fibras y semillas
  • Complementariedad de fibras para hilado y tejedurías en la región. 

Táctica de diseño: identificar el segmento de clientes y modelo de negocios 

  • Taller de diseño de productos artesanales latinoamericanos
  • Nichos para el Algodón colorido, certificado y sostenible de la agricultura familiar
  • Extractos de Algodón Nativo para cosmética y oleoquímica 

Caja de herramientas “Mercados sostenibles”: 

  • Gestión de políticas de precios, inclusión financiera y gestión de riesgo al pequeño productor.
  • Formulación de proyectos para reactivación económica (Priorizando asociatividad).
  • Fortalecimiento de las exportaciones latinoamericanas de fibras con Medidas Sanitarias y Fitosanitarias (MSF).
  • Conectividad con propósito y ruedas de negocio (ALADI, ICAC, Microsoft y agencias de promoción).

Ejes conceptuales del proyecto +Algodón

Tecnologías sostenibles: Promoción del cultivo sostenible e integrado a partir del fortalecimiento de capacidades de técnicos, instituciones, productores y productoras. El objetivo es fomentar sistemas de producción rentables, con menos impacto ambiental, y uso racional del suelo, agua y fertilizantes, recuperando la biodiversidad.

Alianzas estratégicas: Generación de espacios de diálogo para alianzas públicas y/o público-privadas, integrando diversas instituciones en la construcción de políticas, programas, y acciones en beneficio a la agricultura familiar y al cultivo del algodón para recuperar la competitividad del sector y el desarrollo sostenible de los territorios.

Innovación social: Promoción de la competitividad del sector y creación de capacidades en mujeres, hombres y jóvenes, por medio de herramientas de información, gestión de recursos y fortalecimiento de modelos organizativos. Se enfoca en la promoción de sistemas de Asistencia Técnica y Extensión Rural (ATER) mejorados, más inclusivos e integrales, y modelos asociativos entre países socios.

Mercados inclusivos: Fomento del desarrollo de mercados que contribuyan al aumento de empleos de calidad e ingresos en la cadena de valor del algodón, mejorando la seguridad alimentaria de las familias. Se trabaja para reposicionar el algodón de forma diferenciada y con valor agregado en mercados locales, regionales e internacionales, mediante buenas prácticas de producción y comercialización, certificaciones de sostenibilidad, entre otros.

Principales acciones desarrolladas en los países socios

 Participantes del proyecto 

  • Gobiernos nacionales y gobiernos locales;
  • Agricultores/as;
  • Investigadores/as y técnicos/as extensionistas;
  • Juventud rural;
  • Pueblos originarios;
  • Asociaciones y cooperativas;
  • Universidades, escuelas agrícolas y centros de investigación;
  • Socios nacionales y de Brasil.

 Instituciones Brasileñas Cooperantes: 

  • Asociación Brasileña de las Empresas de Asistencia Técnica y Extensión Rural (ASBRAER)
  • Asociación Brasileña de los Productores de Algodón (ABRAPA)
  • Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (EMBRAPA) y EMBRAPA Algodón.
  • Empresa Estadual de Asistencia Técnica y Extensión Rural de Paraíba (EMATER-PB)

Principios orientadores de la Cooperación Sur-Sur Trilateral

  • Igualdad entre los asociados;
  • Beneficio mutuo;
  • No interferencia de los países cooperantes en los asuntos de otros Estados;
  • Voluntariedad y respuesta a las prioridades de los países en desarrollo.

Resultados esperados

Las instituciones públicas de los países socios dotadas de nuevas capacidades y los niveles de coordinación fortalecidos y ampliados (públicos y público/privado) para apoyar el desarrollo y la organización general de la cadena del algodón, con énfasis en los sistemas de producción algodoneros de familias agricultoras, trabajando para alcanzar el impacto de “Contribuir al desarrollo sostenible del sector algodonero de los países socios”.